Inicio

Diarrea frecuente en niños


Las gastroenteritis son, después de los procesos respiratorios, las infecciones más frecuentes en los chicos. Como se sabe, uno de los síntomas típicos de esta enfermedad es la diarrea.

Hasta los cinco meses el bebé tiene las defensas que le aportó su madre, pero a partir de esta edad deberá fabricar las suyas. Las vacunas y las enfermedades irán desarrollando su sistema inmunológico, y la gastroenteritis tendrá un papel importante en este proceso. Por eso, las diarreas causadas por infecciones son más frecuentes en los primeros cinco años.

Pero ¿por qué los afecta especialmente la gastroenteritis? Las razones son que el aparato digestivo del niño pequeño está inmaduro para defenderse y, además, este órgano es más vulnerable porque tiene dos puntos de contacto con el exterior: la boca y el ano. Afuera pululan los gérmenes responsables de las infecciones más frecuentes, las bacterias (colis, salmonellas…), virus y parásitos. Y es que los microorganismos nocivos se alojan en todos los lugares.

LEER  La Soja

Si pudiésemos observar a un pequeño con un aparato que permitiese contemplar también a estos seres microscópicos, veríamos que no sólo viven en los lugares más sucios, como el agua estancada, el pasto o el piso, sino también en los juguetes…¡y hasta en nuestras manos!

En los bebés, el contagio se establece fácilmente a través de las manos de los adultos, en especial de aquellas personas que les preparan sus alimentos. Cuando es más grandecito y se lo lleva todo a la boca, los objetos serán la más importante fuente de gérmenes patógenos. Más adelante, el consumo de agua o verdura contaminadas darán lugar típicas epidemias de gastroenteritis y, por consiguiente, diarreas.

LEER  Qué hacer para que los niños lean?

¿Es posible evitarlas?
La higiene es fundamental en la prevención de enfermedades. Pero tampoco se trata de tener al pequeño como en una burbuja, ya que sólo a través del contacto con los gérmenes desarroll defensas que le permitirán combatirlos.

Además de la diarrea aguda de carácter brusco, las gastroenteritis pueden provocar náuseas, vómitos, pérdida del apetito, fiebre, retortijones y dolor de panza. Las heces pueden ser líquidas o pastosas, con olor ácido y mocos, incluso, sangre y pus. Siempre que aparezcan estos síntomas hay que consultar con el médico.

Fecha de publicación 2008-07-27 23:15:00.

Actualizado el 29-10-2017 21:48:36
Por Neipol
Etiquetas: ,

Deja un comentario