Inicio

Seguridad en el auto con chicos


La mayor parte de los niños pueden viajar en auto sin ningún problema. Es más, el ruido del motor les produce un efecto sedante, como un arrullo y, sobre todo los bebés, no tardan en quedarse dormidos. Si existiese propensión al mareo, hay que tenerlo todo previsto: darles una dosis (según el peso) de un antimareo antes del viaje y evitar que tomen alimentos indigestos.

Conviene llevar las ventanillas abiertas -y tratar de que mire siempre para adelante; mirar hacia los costados predispone al mareo-; la bolsa de plástico preparada y realizar frecuentes paradas.

LEER  Experiencia extraña con ovnis

La seguridad es fundamental dentro del auto. Cada niño debe ir en su silla o almohadón adecuado a su edad, con el cinturón de seguridad puesto. Nunca deben viajar de pie en medio de los asientos delanteros. En viajes largos (más de cinco horas) es mejor dedicar dos jornadas al desplazamiento, especialmente cuando hay bebés.

En caso de accidente, es fundamental actuar con rapidez sin perder los nervios. Si el niño está consciente, hay que mantenerlo acostado e inmóvil. Si tiene náuseas, hay que colocarle la cabeza de lado. Cuando presente palidez, es preciso inclinarle la cabeza hacia atrás. Ante la congestión podemos colocarle una prenda a modo de almohada.

LEER  Qué hacer si un niño tiene una convulsión

Si el pequeño está inconsciente, debemos arroparlo con prendas de abrigo y esperar la llegada de ayuda sin dejar de vigilar su respiración. Algunas veces se produce dificultad respiratoria por algún objeto extraño, debemos comprobar que nada obstruye sus vías respiratorias y, en caso necesario, practicar la respiración artificial boca a boca o boca-nariz.

La inmovilización del herido es vital cuando sospechemos alguna lesión importante.

Fecha de publicación 2015-09-23 21:02:40.

Actualizado el 17-07-2017 15:25:39
Por Neipol
Categoría: vacaciones
Etiquetas: , ,

Deja un comentario