Inicio

Historia de la aspirina: un reinado de más de 100 años


Fue en en el siglo XIX cuando nació este medicamento. Su inventor, un químico y farmacéutico alemán llamado Félix Hoffman, llegó a él luego de una serie de investigaciones destinadas a encontrar algo que calmase los dolores de su padre, quien sufría de reumatismo. Así, en 1897, llegó al famoso ácido acetil salicílico (aspirina).
Ahora bien, a la hora de tomarse una, hay que recordar que:

■ Es conveniente hacerlo en medio de las comidas. De ese modo, resulta menos agresiva para el estómago. De lo contrario, se puede recurrir a aquellas fórmulas farmacéuticas que contienen cobertura protectora gástrica.

LEER  Fetichismo en la historia

■ Por vía bucal puede elegirse en diferentes presentaciones (en polvo, efervescente, para masticar…) Sus efectos varían según la dosis: en el adulto, 1 gramo
por día actúa contra los dolores de mediana intensidad. Entre 1 y 2 g combate la fiebre y, entre 3 y 3,5 g tiene una acción antiinflamatoria y antirreumática. (Estas últimas dosis deben tomarse bajo estricto control médico).

■ Algunos de los síntomas que presenta la sobredosis de este medicamento son enrojecimiento de las orejas, trastornos de la visión, vómitos, vértigos… La intoxicación por aspirina es especialmente peligrosa en los lactantes y niños de corta edad.

LEER  Reflexología y Salud

■ La aspirina no debe estar al alcance de los chicos. Sobre todo porque las fórmulas infantiles son azucaradas y ellos pueden confundirlas con una golosina.

■ Las fórmulas efervescentes tienen menos riesgo de intoxicación, dado que uno de sus componentes es la sal. Sin embargo, cuando hay chicos en casa, también hay que guardarlas bajo llave.

Fecha de publicación 2008-10-02 16:33:00.

Actualizado el 17-10-2017 09:14:16
Por Neipol

Deja un comentario