Inicio

Vacaciones sin estudiar como terapia!


Prohibido estudiar
Durante el año escolar nuestros hijos permanecen sentados un mínimo de ocho horas diarias y su jornada está reglamentada desde la mañana hasta la noche. ¡Menos mal que existen las vacaciones! Aunque tengan que recuperar alguna asignatura pendiente, al menos dos o tres semanas deberían quedar libres de todas las preocupaciones intelectuales. Esto se refiere especialmente al tiempo del veraneo con los padres.

En muchos casos, trastornos como morderse las uñas o mojar la cama desaparecen como por arte de magia tras unas vacaciones felices y relajadas. De paso, las actividades al aire libre (sobre todo la natación y el andar descalzos), previenen los vicios de postura y las deformaciones de la columna que tantos niños sufren precisamente porque en su vida diaria se mueven demasiado poco.

LEER  Padmasana: postura del loto

En este sentido, las vacaciones pueden constituir una verdadera terapia familiar, pero sólo si todos olvidan -aunque más no sea por unos días- el colegio y se dedican de lleno a pasarlo bien, sin un programa preconcebido y sin obligaciones. ¡Y quien a pesar de todo hable del colegio, pagará su falta invitando con un helado!

Fecha de publicación 2008-09-29 13:39:00.

Actualizado el 28-08-2017 05:30:40
Por Neipol

Deja un comentario