Inicio

Parate con los pies separados al ancho de los hombros y las rodillas levemente flexionadas y elevá los brazos hacia delante, a la altura del pecho. Hacé una inspiración y, mientras exhalás, flexioná las rodillas como si te estuvieras sentando… Leer más!