Inicio

El poder terapéutico de la lecitina


La lecitina, es una mezcla de fosfolípidos (componentes esenciales de las membranas celulares), que se encuentra presente en la mayoría de los organismos vivos. Está compuesta de ácidos grasos esenciales, colina, inositol, y fósforo.

A la lecitina se la conoce como el “emulsionante biológico y natural”, ya que en 1846, Maurice Gobley descubrió que dicha sustancia hacía posible la mezcla o emulsión del aceite y el agua.

Pero esta fuente de ácidos grasos insaturados, posee múltiples propiedades para nuestra salud. Estas son algunas de sus ventajas.

– Favorece la actividad celular
Los fosfolípidos presentes en la lecitina, son ingredientes activos cruciales para la estructura y el metabolismo de la fisiología celular, ya que es en la membrana que recubre las células donde se hallan las reacciones químicas vinculadas con la nutrición y la respiración.
Además, su correcto aporte y concentración es vital para asegurar la reserva de ácidos grasos esenciales. De esta forma, si bien la carencia de fosfolípidos puede llevar a la aparición de desórdenes en el metabolismo lipídico (sobre todo en los niveles del colesterol), alteraciones del hígado, pérdida de memoria, disfunciones neurológicas y ocasionar dificultades de los procesos y mecanismos de defensa del organismo, un correcto aporte tiene efectos positivos sobre nuestra salud, probados clínicamente.

LEER  Causas de las hemorroides

– Activa el sistema nervioso
La fosfatidilcolina se encuentra entre la mezcla de fosfolípidos que conforman la lecitina. Gracias a ella y tras la digestión y metabolización, el organismo es capaz de sintetizar la acetilcolina, uno de los principales neurotransmisores del sistema nervioso cuya producción se reduce con el paso de los años.
Mediante este proceso, nuestro organismo responde correctamente y con impulsos nerviosos sensaciones que nos llegan, manteniendo un equilibrio interno adaptado a los cambios que se producen en el entorno.
La memoria, el control de los sentidos o la secreción hormonal, son otras de las funciones que se regulan gracias al control de este sistema.
De esta forma, se ha demostrado que la lecitina contrarresta la disminución de la actividad metabólica de las células cerebrales que se da con la edad, potenciando su rendimiento. El tratamiento de desórdenes neurológicos degenerativos, la mejora de la capacidad cognitiva, de concentración y de aprendizaje, el refuerzo de la memoria y el estímulo del intelecto son algunos de sus efectos comprobados. Así,. La lecitina también se convierte en algo de gran utilidad para tratar los síntomas del estrés.

LEER  Prevenir la anemia y la palidéz

– Mejora el estado de la piel
Al facilitar la absorción de la grasa, la lecitina contribuye a eliminar aquellos trastornos cutáneos (eczemas, psoriasis), que son causados por una acumulación de grasa en la sangre. Además protege la piel y el cabello, regulando la hidratación y aportando nutrientes.
En la elaboración de cosméticos, la lecitina vegetal se emplea como materia prima, ya que tiene efectos calmantes, contiene ácidos grasos esenciales, no es irritante, entre otros.

Fecha de publicación 2008-05-06 16:10:00.

Actualizado el 25-09-2017 04:42:02
Por Neipol
Categoría: Salud, terapia

Deja un comentario