Inicio

El lado bueno y malo del Sol – Beneficios y Precauciones


No es novedad el riesgo que supone la prolongada exposición a los rayos del sol.
Lo aseguran médicos de toda especialidad, y en particular oncólogos y dermatólogos, ya muy acostumbrados a ver en sus consultorios pieles envejecidas o avanzados melanomas. También los oftalmólogos advierten sobre los efectos nocivos de estos rayos para la vista, y procuran que sus pacientes cuiden sus ojos con los filtros que proporcionan los buenos lentes de sol.

lo-bueno-y-malo-del-solEn todas partes del mundo, las más prestigiosas organizaciones médicas internacionales recomiendan tomar precauciones. Para los defensores de la salud, el sol se ha convertido en el gran enemigo del Tercer Milenio.
Claro que no es fácil contentar a todo el mundo, ni cubrir todos los flancos. Por eso, otros científicos ya alzan la voz contra el peligro que, igualmente, puede suponer mantenerse lejos del sol.

La tendencia creciente a alejarse de los rayos solares por temor al cáncer de piel puede desviar en la ausencia de algunas vitaminas, el déficit de circulación en la sangre o incluso en la depresión.
Estos expertos advierten que evitar el sol a toda costa tampoco es saludable. Es más, en su beneficio, son los propios rayos infrarrojos los que brindan la sensación de calor, provocando la vasodilatación y aumentando así la circulación de la sangre bajo la piel.

LEER  Cómo afecta el café en la salud

Así entonces, se acelera la distribución de las sustancias producidas por los rayos ultravioletas, entre ellos la vitamina D.
Además se favorece la curación de las heridas y de ciertas enfermedades al punto que, no hay médico que alguna vez no haya recetado dejar entrar el sol para llevar adelante una vida sana. Logra también un equilibrio en el sistema nervioso central, al producir una acción eufórica y tonificante. Psiquiatras y psicólogos aseguran que es un factor importante en el combate contra la depresión.

Por todo ésto, se recomienda tomar sol con las siguientes precauciones:
-Utilizar los protectores independientemente de la temperatura ambiente, la existencia de nubes o la estación del año, recordando que la radiación UV también existe en invierno.
-Elegir un factor de 30 o más para los niños y las personas de piel tipo I o II.
-Elegir un filtro que sea efectivo frente a los rayos UV-A y UV-B, es decir, un filtro de amplio espectro.
-Aplicar el filtro media hora antes de la exposición y repetir el procedimiento cada dos horas promedio.
sol malo
-Utilizar preferiblemente filtros resistentes al agua.
-No estirar el producto, sino utilizarlo en forma generosa.
-No olvidar proteger labios, orejas, nariz, pies, hombros y cara posterior de la pantorrilla.
-Más caro no significa mejor. El hecho de que un producto sea más costoso o que huela mejor, no significa que sea más efectivo.
-No se aconseja la utilización de productos caseros.

LEER  Qué es la depresión y porqué sucede?

Fecha de publicación 2014-04-14 18:06:05.

Actualizado el 10-12-2017 17:33:11
Por Neipol
Categoría: Salud
Etiquetas: , , ,

Deja un comentario