Inicio

Efectos de trabajar mucho


Algunos de ellos son:
– Trabajador ambicioso.
– lucha despiadada.
– imposición.
– Trabajador competitivo.
– necesidad de sentirse superior.
– Trabajador culpabilizado.
– sobrecarga de trabajo como imperativo ético.
– Trabajador inseguro.
– búsqueda continua y ansiosa de aprobación y autoestima.
– Trabajador aislado y solitario.
– relación profesional como sustituto de relación interpersonal.

Características.
Los afectados por este tipo de personalidad están caracterizados por:
– Constante implicación por una lucha excesiva y relativamente crónica para conseguir un número ilimitado de logros en el menor tiempo posible.
– Son personas perfeccionistas.
– Impaciencia constante. Quieren resultados de una manera inmediata.

LEER  Plantas medicinales Vs. Antidepresivos y ansiolíticos

Concretamente se señalan seis rasgos característicos:
– Interés obsesivo por conseguir objetivos.
– Deseo de competir.
– Necesidad de reconocimiento social.
– Propensión a acelerar la ejecución de cualquier tarea.
– Estado de alerta física y mental.
– Implicación aparente en múltiples actividades a plazo fijo.
Estas características coinciden con el perfil del adicto al trabajo.

Vida laboral.
– Generalmente aceptada.
– Grandes rendimientos.
– Responsabilidad laboral y ocupación por encima de sus estudios.
– insatisfacción e inseguridad.
– Actitud perfeccionista y competitiva.
– Cualquier diversión = carrera agotadora.
– Exigencia de orden laboral aplicada al ocio.
– Peligro de carencia de entretenimiento y ocupación extra laboral.

LEER  Cómo levantar el ánimo en tu rutina

Conclusión.
Vistas las características del patrón de conducta tipo A, es evidente que sus semejanzas con las de los adictos al trabajo no queda clara la relación.
En ambos casos existe la posibilidad de padecer un enfermedad coronaria.

Fecha de publicación 2008-05-10 15:13:00.

Actualizado el 19-11-2017 01:07:41
Por Neipol
Categoría: Salud, síntomas, trabajo
Etiquetas:

Deja un comentario