Inicio

Cómo proteger el hígado


El hígado es un órgano vital porque todos los procesos metabólicos, como la formación de colesterol, la síntesis de una serie de sustancias vitales, la formación de la glucosa indispensable para la vida, ocurren allí. Para cuidarlo también es necesario controlar los hábitos que regulan el proceso digestivo.

Conviene hacer siempre comidas regularmente y de poco volumen cada vez. De este modo se regulariza el funcionamiento de todo el aparato digestivo y se facilita la digestibilidad de los alimentos.

El desayuno debe ser una de las comidas más importantes del día.

Por la noche, en cambio, es conveniente una alimentación liviana: la cena debe ser la comida más frugal de la jornada.

LEER  Vitaminas, minerales y enzimas en la fertilidad

La cantidad de comida también es muy importante: un alimento puede ser fácil de digerir en una cantidad prudente, pero cuando este límite es superado se convierte en una bomba de tiempo.

Comer lentamente cuando los alimentos se tragan sin masticarlos, se pierden muchos de los nutrientes que se absorben en las mucosas de la boca y además, el bolo no fue correctamente preparado para ingresar al resto del tracto digestivo. Esto, inevitablemente, causará pesadez.

Hacer una alimentación variada: algunas personas tienden a reemplazar las comidas fundamentales por un café y galletas dulces. Este no es un buen hábito para que el aparato digestivo funcione adecuadamente.

Comer de buen ánimo es fundamental también: los disgustos durante las comidas, las preocupaciones y las ansiedades hacen que se cierre el estómago. Y ésto provoca una mala digestión.

LEER  Beneficios de las legumbres previenen enfermedades

La costumbre de tomar mate no es nociva. Sólo está contraindicado formalmente cuando hay úlcera gastroduodenal.

Existe un factor llamado “tolerancia individual” a ciertas frutas o verduras consideradas alimentos sanos. Esto significa que a la mayoría de los alimentos que a la mayoría les cae bien pero por razones particulares algunas personas no los toleran. En ese caso, deben aprender a reconocerlos y abstenerse de comerlos para evitar problemas digestivos.

Para facilitar la digestión, pueden ingerirse algunos medicamentos hepáticos protectores.

Fecha de publicación 2008-05-08 19:44:00.

Actualizado el 22-09-2017 20:48:49
Por Neipol
Categoría: cura, Salud

Deja un comentario