Inicio

Cómo prevenir problemas de espalda en tus hijos


Estas son algunas de las pautas que has de tener en cuenta, las esenciales, para que tus hijos no tengan posteriores problemas de espalda.

1- Supervisa atentamente la espalda de tu niño:

Sobre todo si en la familia ya existen problemas de espalda. Los antecedentes familiares multiplican el riesgo de poseer esta clase de trastornos por 8. de vez en cuando, hazlo agacharse para observar si su espalda está simétrica. En caso de dudas, consulta a un especialista, especialmente en la pre-adolescencia (alrededor de los 10 u 11 años de edad).

2- Dale buen ejemplo:

LEER  Evitar dolores por estar frente a la PC

Si tu eres desgarbado, él también lo será. Los niños adoptan muchas veces malas posturas porque copian el ejemplo de los adultos de su entorno.

3- Hazle hacer deportes:

Salvo en caso de desviación grave, todos los deportes están autorizados. Sin embargo, es particularmente recomendable la natación (sólo se debe evitar aquellas técnicas que comprometan demasiado a la espalda, tales como el estilo mariposa).

4- Ahórrale cargas demasiado pesadas:

El portafolios o bolso, muchas veces hace que tu hijo se doble bajo su peso. Elige una mochila con breteles anchos y regulables para cargar sobre su espalda o, lo que es ideal, una mochila con ruedas para que los 10 kilos que transportan cada día no dejen secuelas.

LEER  Significado de las pesadillas

5- Consulta si se queja:

Todo dolor de espalda, sobre todo si le provoca cambio en los hábitos de vida del niño (éste no quiere más practicar su deporte favorito, por ejemplo), o modifica su carácter, es razón suficiente para llevarlo al especialista.

Fecha de publicación 2008-05-06 16:06:00.

Actualizado el 11-02-2018 14:39:50
Por Neipol
Categoría: dolores, prevención, Salud

Deja un comentario