Inicio

Asfixias en bebés


Si notas la asfixia en un bebé, procede de la siguiente forma:

– Mantén al bebé sobre tu antebrazo, boca abajo, con los pies más altos que la cabeza.
– Pégale cuatro golpes rápidos en la espalda, entre los omóplatos, con la parte del hueso anterior a la muñeca.
– Si ésto no remueve la obstrucción, pon al bebé boca arriba y acuéstalo sobre tu otro brazo. Usando dos dedos, colócalos en el centro del pecho y dale cuatro apretones fuertes hacia abajo.
– Si aún no sucede una reacción, ábrele la boca y trata de localizar el objeto causante del problema. Si puedes verlo, intenta quitarlo suavemente con tu dedo.
– Repite estos pasos hasta que veas al bebé respirar sin dificultad y mientras esperas a la ambulancia.

LEER  El deporte rejuvenece el cuerpo y el alma

Recuerda siempre mantener la calma.

Es importante saber que, es imposible que un bebé se asfixie estando boca abajo, sin almohada en la cuna o por tener la cabeza tapada con la ropa: siempre girará la cabeza cuando necesite aire; además, el aire penetra a través de las sábanas y mantas.

Fecha de publicación 2008-05-06 21:22:00.

Actualizado el 11-07-2017 19:15:14
Por Neipol
Categoría: Salud, síntomas, técnicas

Deja un comentario