Inicio

La respiración artificial en caso de accidente


En caso de accidente en el agua, hay que actuar inmediatamente y, si el niño no respira, practicarle la respiración artificial.

Colocar al pequeño en el suelo, boca arriba. Inclinar su cabeza hacia atrás para que se abra la garganta. Hay que comprobar, antes que nada, que no existe ningún cuerpo extraño en su boca.

SI ha tragado agua, es importante doblarlo por la cintura para que pueda expulsarla. La persona que vaya a hacerle la respiración artificial deberá tomar aire e inspirar profundamente. Después, poner su boca sobre la boca del pequeño y soplar con fuerza, mientras se le tapona la nariz.

LEER  Eutanasia – El derecho a vivir

Observar si se mueve su tórax. Hay que repetir la operación de insuflar aire unas 20 veces por minuto si el niño es pequeño.

Tener a mano un libro de primeros auxilios; será imprescindible en vacaciones.

Fecha de publicación 2008-09-25 11:57:00.

Actualizado el 15-08-2017 12:02:14
Por Neipol
Categoría: respiración

Deja un comentario