Inicio

Formas de relajarse para dormir mejor


Cualquier preocupación, por pequeña que sea, puede arrebatarte el descanso nocturno y provocar una especie de leve insomnio. Luego de un día muy estresante, nuestra capacidad para relajarnos y no llevar las tensiones a la cama, son muy reducidas.

A continuación te ofrecemos cuatro alternativas para que te permita tener un sueño profundo y reparador, aún así en esos días terribles y agotadores. Eso sí, antes de ir a dormir, elige un lugar tranquilo y ponte ropa cómoda, respira con calma y haz la prueba con alguna de estas alternativas.

1- Con meditación
Hay muchas maneras de meditar. Debes decidirte por la que consideres más cómoda para ti. Una muy efectiva y de efectos comprobados es la que se basa en la observación de la respiración: siéntate y cierra los ojos, o bien fíjalos en un punto dos metros por delante de ti. Concéntrate en el proceso respiratorio. Cuando inhalas, piensa “uno” … y cuando exhales relaja el cuerpo. Repite varias veces este ejercicio hasta que se vayan apartando los pensamientos que haya en tu mente y logres la calma en tu interior.

LEER  Asma bronquial - Lo que necesitas saber

2- Músculo a músculo
Esta clase de relajación progresiva, consiste en tensar y relajar. Acuéstate y elige distintos grupos musculares. Por ejemplo, comienza por los de las manos o los de los pies, sigue por los de las piernas, recorre el torso y céntrate especialmente en cada parte de la cabeza. Cuando inhales retén el aire por un momento, mientras contraes los músculos, y después exhala, y relájate. Practica alrededor de quince minutos este ejercicio y verás los resultados.

3- Con auto-hipnosis
Elige para fijar tu vista un punto en el techo o una señal luminosa, que puede ser la llama de una vela. Mientras mantienes la mirada en ella, di en voz baja o para tu interior: “estoy muy relajado, siento las piernas pesadas”. Repite esto con cada parte de tu cuerpo. Habrás conseguido entrar en un estado profundo de relajación cuando sientas que los párpados te pesan y te cuesta trabajo abrir los ojos.

LEER  Qué es el broncoespasmo

4- Sintiendo el peso
Cierra los ojos y practica la concentración pasiva (estar alerta de cualquier respuesta mental o emocional sin dormirte). Cuando estés tranquilo, piensa: “mi brazo derecho pesa toneladas”. También puedes intentar pensando: “siento calor en mi brazo” o bien “mi brazo luce de color dorado”. Con cualquiera de las opciones, continúa recorriendo parte por parte, hasta que completes todo tu cuerpo.

Fecha de publicación 2008-05-05 19:54:00.

Actualizado el 31-08-2017 07:00:50
Por Neipol

Deja un comentario