Inicio

Por qué los adolescentes están estresados


Los problemas económicos, la desocupación, los desbordes sociales. La inseguridad creciente, entre otros; son temas que llevan fácilmente a incrementar los niveles de estrés en la sociedad mundial actual. Pero no sólo los adultos están expuestos a esta clase de situaciones problemáticas, niños y adolescentes también se ven afectados.

Cuando se percibe una situación de estrés familiar, por ejemplo, se producen cambios mentales y físicos como señales de alarma que nos preparan para responder. Así, se desatan situaciones de diferente índole como peleas, huidas o paralización.

Los adolescentes experimentan más estrés cuando perciben una situación como peligrosa, difícil o dolorosa y no conocen los recursos con los que pueden abordarla.

Los principales motivos de estrés en los jóvenes son: las demandas excesivas, los pensamientos negativos, los cambios corporales, problemas con sus amigos, el hecho de vivir en un barrio poco seguro, la separación de sus padres (hoy en día muy habitual), peleas frecuentes entre sus padres, la muerte de un ser querido, mudarse o cambiarse de colegio, desarrollar demasiadas actividades, tener expectativas muy altas respecto de sí mismo y de su desempeño, y los problemas económicos o financieros que puedan suceder en su familia.

LEER  El poder de la mente

El manejo inadecuado del estrés, lleva a los adolescentes a sobrecargarse, pudiendo reaccionar de distintas maneras: algunos se manifiestan con mayor ansiedad, agresividad o irritabilidad; otros se inhiben y retraen, hay quienes presentan manifestaciones físicas como dolor de cabeza, estómago, problemas gastrointestinales o dermatológicos; otros desarrollan habilidades inadecuadas para enfrentarlos como el uso de drogas o alcohol.

El impacto va a depender de la personalidad del adolescente y también de su forma de resolver las distintas situaciones.

Los padres, indudablemente pueden ayudarlos en estos casos de las siguientes maneras:
– monitoreando el propio estrés.
– Manteniendo los canales de comunicación abierta.
– Estando alerta a si el estrés está afectando la salud, el comportamiento, los pensamientos o los sentimientos de su hijo.
– Propiciando su participación en deportes.
– O bien, generando un espacio en familia.

LEER  Top 10 - Cómo eliminar el estrés en los hombres

Ahora bien, a su vez, los adolescentes también deben ayudar a bajar su estrés, no dependiendo estrictamente de la ayuda de sus padres:
– haciendo actividad física.
– Manteniendo las rutinas de alimentación.
– Cuidando las horas adecuadas de sueño.
– Evitando estimulantes como el café o el alcohol.
– Aprendiendo ejercicios de relajación, o comenzando clases de yoga por ejemplo.
– Fijándose en lo que puede más que en lo que le falta.
– Apoyándose en un grupo de pares asertivo.
– Hablando con su familia sobre lo que le sucede.

Fecha de publicación 2008-04-30 21:08:00.

Actualizado el 12-08-2017 19:05:49
Por Neipol
Categoría: estrés, familia, problemas

Deja un comentario