Inicio

Gases, cómo prevenirlos en chicos


Para prevenir los gases conviene alimentar al bebé poniéndolo semierguido, y procurando que su nariz quede libre para que pueda respirar bien. Si una vez que ha terminado, se lo coloca sobre el hombro y se le dan unas palmaditas en la espalda, podrá expulsar sin problemas el aire que ha tragado.

Hay bebés que durante los tres primeros meses de vida lloran casi sin parar, sobre todo por la noche. En la mayoría de los casos, no se encuentra una explicación de este malestar, y se dice que el niño tiene cólicos.
Es más frecuente en los bebés que toman biberón que en los alimentados al pecho.

LEER  Ejercicio de respiracion: salud riñones

Estos niños tienen flatos y eliminan muchos gases. Algunas veces, si les cambiamos la leche por otra sin lactosa, mejoran. Pero también pueden presentarse cólicos por otra serie de causas, tales como hambre, exceso de alimentación o inseguridad. Si los padres están tensos y ansiosos, el niño se mostrará más inquieto y será más vulnerable a estos llantos incontrolables.

Por ello, es preciso escuchar y tranquilizar a los padres para quitarles su ansiedad, explicándoles que lo que tienen sus bebés es normal, frecuente y que irá desapareciendo paulatinamente sin dejar secuelas.

Fecha de publicación 2008-10-01 10:43:00.

Actualizado el 20-10-2017 16:29:23
Por Neipol

Deja un comentario