Inicio

Mancha mongólica


A pesar de lo inquietante que puede resultar oír que un recién nacido tiene una mancha mongólica, ésta no es grave en absoluto. Su presencia no guarda relación alguna con el síndrome de Down, como parece sugerir su nombre, que no hace alusión sino a la región oriental donde es más frecuente.

Esta mácula, que tiene bordes mal delimitados y color pizarroso, es más frecuente en las razas orientales, aunque también aparece en el 30 por ciento de los niños occidentales. Por lo general, se extiende alrededor del sacro y sobre las nalgas. Es más habitual en los pequeños de la zona mediterránea, en los que tienen la piel más morena y en los gitanos.

LEER  ¿Porqué aparecen arrugas después de los 50 años?

Algunos padres piensan que esta mancha es un hematoma, pero hay que tranquilizarlos porque no es así. Por lo general, en el primer año de vida del niño suele aclararse tanto que apenas se nota.

Según algunos especialistas, su origen hay que buscarlo en la vida intrauterina del feto, en el momento en que las células encargadas de pigmentar la piel se desplazan desde la cresta neural a su destino. Algunas de estas células se quedan a mitad de camino, formando una mácula.

Fecha de publicación 2008-10-06 09:35:00.

   
Tags: mancha mongolica
Actualizado el 18-09-2017 05:01:22
Por Neipol
Categoría: piel

Deja un comentario