Inicio

Ser mamá desde el embarazo


El embarazo -aunque se trate del segundo o del tercero- siempre es una situación nueva (no hay dos idénticos), y la mujer tiene necesidad de información y ayuda. Hay muchas cuestiones fundamentales que se desconocen y que son muy importantes, como la gimnasia para el parto, por ejemplo.En el momento en que el test da positivo, lo habitual es que no se sepa cómo prevenir defectos congénitos, cómo evitar abortos o cuál es la dieta mejor. Por eso, las personas involucradas en la preparación de la mujer encinta exigen que la enseñanza abarque también estos aspectos y que se imparta absolutamente en todas partes.

LEER  Métodos más efectivos anticonceptivos

Es ideal que la enseñanza del posparto se haga en forma generalizada. En la tercera etapa debe haber recuperación física y anímica, y unos conocimientos de puericultura… Cuidar al hijo es una gran carga para la mujer.
Si se pretende que el parto sea más humanizado en el futuro, también habrá que conseguir que sean las mismas personas que atienden a la parturienta quienes impartan los cursos de preparación para la maternidad.

Esto supone un cambio radical. Para ello sería óptimo una maternidad pequeña, en las que la llegada al mundo de un nuevo ser se pueda vivir como un acontecimiento familiar.
Todas estas metas están muy bien, pero para que puedan ser efectivas es necesario que la sociedad esté dispuesta a cooperar. Por eso es importante que. cuando las futuras mamás no puedan realizar los cursos en su tiempo libre, las empresas estatales y privadas ofrezcan facilidades para que las mujeres embarazadas acudan en horario de trabajo.

LEER  Embarazo - Cambios en el Cuerpo de la Mujer

Fecha de publicación 2008-10-06 23:26:00.

Actualizado el 18-06-2017 21:49:08
Por Francesca Neipol
Categoría: Embarazo, parto

Deja un comentario