Inicio

Divorciados pero no enemigos – La separación


Una de las razones por las que conviene que la separación de una pareja sea civilizada y de mutuo acuerdo es por los chicos. Simplemente, aunque sólo sea por puro sentido práctico, conviene tener abierto un campo de diálogo respecto de los hijos.

Por supuesto, hay que tratar de evitar, como sea, que los conflic tos que quedaron pendientes se reflejen en su educación y jamás intentar llevar la contra y molestar al otro a través del niño.

Es fundamental no desprestigiar al otro, aunque se haya acabado a los golpes o pese a ser conscientes de que es un mal padre (o madre); al fin y al cabo es su papá (o mamá) y necesita la relación. Al niño le vendrá bien que lo ayuden a mantenerla lo mejor posible.

Nunca se le debe dificultar la convivencia, sino todo lo contrario: hacérsela fácil y atractiva. Es bueno recordarle, antes de partir, que en la casa donde va a estar (si es el caso) hay otros chicos y otra mamá, que también puede decirle lo que debe hacer. Es Importante inculcarle un criterio de flexibilidad y ayudarlo a adaptarse. No siempre lo nuestro va a ser lo único bueno que existe.

LEER  Qué miran las mujeres a los hombres

El chantaje, el divide y vencerás, no deben estar presentes en la educación. A veces, los niños suelen explotar las rivalidades y diferencias de los padres con el fin de salirse con la suya. Se trata de un pequeño “manejo” infantil totalmente inocente.

Jamás se debe utilizar a los hijos como arma arrojadiza contra su padre (o su madre). Será inevitable que, tras la separación, las disputas sobre la educación se agudicen y compliquen con temas que quedaron anteriormente sin resolver entre la pareja. Molestar o perjudicar al otro a través del niño lo único que hace es complicar aún más la situación.

Aunque no lo parezca, estas situaciones, si se viven bien, pueden ser muy positivas. Es cierto que conllevan una mayor dificultad, sobre todo al principio: el niño tiene que adaptarse a dos familias diferentes y a dos sistemas de normas; sin embargo, a la larga adquiere mayor amplitud de miras, más madurez y asume flexibilidad con respecto relaciones humanas. Si se saben evitar los celos y rivalidades, puede establecerse una complicidad muy beneficiosa para todos.

LEER  Frases para conquistar hombres

También para los padres, las circunstancias ofrecen factores positivos. Se trata de una situación especialmente complicada, no hay que negarlo, pero que nos va a dar ocasión de desarrollar las habilidades negociadoras de diálogo y de revisar nuestros criterios educativos, al tener que contrastarlos casi continuamente. Por eso, no viene mal hacer, de vez en cuando, un examen de conciencia: a lo mejor el otro no es tan comprensivo como creíamos y resulta que nosotros sí somos demasiado rígidos y severos.

En estas familias, denominadas “ensambladas”, se recupera un poco el sentido de familia extensa con múltiples relaciones. Se amplía el campo de referencia, con lo cual los modelos a imitar se contrarrestan. Por ello, hay quien asegura que las relaciones son más ricas y positivas. Por supuesto, siempre que se asegure que el niño tiene afectos sólidos y una persona fija que se ocupe de él.

Fecha de publicación 2008-09-29 13:52:00.

Actualizado el 25-08-2017 13:54:03
Por Neipol
Categoría: pareja

Deja un comentario