Inicio

Top 10 – Consejos para controlar la ira


Manejo de la ira: 10 consejos para manejar su temperamento.
Mantener su temperamento bajo control puede ser un reto. Utilice estos sencillos consejos para controlar la ira y mantener el control.

¿Te encuentras furioso cuando alguien te interrumpe en el tráfico? ¿Se ve su presión arterial por las nubes, cuando su hijo se niega a cooperar? La ira es una emoción normal y hasta sana (pero es importante tratar de convivir con la ira de una manera positiva. La ira descontrolada puede tomar un peaje en su salud y sus relaciones.

Estás listo para mantener tu ira bajo control? Empieza por considerar estos 10 consejos para controlar la ira.

controlar-la-ira-1: Tomar un tiempo de espera.
Contar hasta 10 no es sólo para niños. Antes de reaccionar a una situación tensa, tome un momento para respirar profundamente y contar hasta 10. Disminuir la velocidad puede ayudar a calmar su temperamento. Si es necesario, tomar un descanso de la persona o situación hasta que su frustración disminuya un poco.

-2: Una vez que estás tranquilo, expresa tu enojo.
Tan pronto como estes pensando claramente, expresa tu frustración de una manera firme pero sin confrontación. Exprese sus preocupaciones y necesidades de forma clara y directa, sin perjudicar a otros o tratar de controlarlos.

-3: Haga algo de ejercicio.
La actividad física puede dar salida a sus emociones, especialmente si estás a punto de entrar en erupción. Si sientes que tu ira va en aumento, salga a caminar a paso ligero, a correr, o pasar algún tiempo haciendo otras actividades físicas que sean sus favoritas. La actividad física estimula varias sustancias químicas del cerebro que pueden hacer que te sientas más feliz y más relajado de lo que te encontrabas antes de comenzar la actividad física.

LEER  Cómo tener abdominales perfectos y marcados (six pack)

-4: Piensa antes de hablar.
En la calentura del momento, es fácil decir algo que te arrepentirás más tarde. Tómese unos minutos para recoger sus pensamientos antes de hablar (y permitir que otras personas involucradas en la situación hagan lo mismo).

-5: Identifica posibles soluciones.
En lugar de centrarse en lo que le hizo enojar, trabaja en la solución del problema que nos ocupa. ¿Está el cuarto desordenado de su hijo? Cierre la puerta. Tu pareja llega tarde para la cena todas las noches? Programe las comidas más tarde en la noche (o acuerde comer por su cuenta un par de veces a la semana). Recuerde que la ira no va a arreglar nada, y sólo puede empeorar las cosas.

-6: Utiliza declaraciones con ‘YO’.
Para evitar criticar o culpar a alguien (que sólo podría aumentar la tensión), usa el “YO” en esos estados para describir el problema. Sea respetuoso y específico. Por ejemplo, decir: “Estoy molesto de que dejaste la mesa sin ofrecer ayudarme con los platos,” en lugar de “Tú nunca haces nada en casa.”

-7: No guardar rencor.
El perdón es una herramienta poderosa. Si permites que la ira y otros sentimientos negativos logren desplazar a los sentimientos positivos, puede que te encuentres tragado por tu propia amargura o el sentido de la injusticia. Pero si se puedes perdonar a alguien que te enoja, esta puede aprender de la situación. No es realista esperar que todos se comporten exactamente como tu quieres en todo momento.

LEER  Causas de la formación de várices

-8: Use el humor para liberar la tensión.
Aligerar puede ayudar la tensión difusa. Sin embargo no uses el sarcasmo (que puede herir los sentimientos y hacer las cosas peor).

-9: Practica técnicas de relajación.
Usa técnicas de relajación para trabajar. Practica ejercicios de respiración profunda, imagina una escena relajante o repita una palabra o frase tranquilizadora, tales como, “Tómalo con calma”. También puede escuchar música, escribir en un diario o hacer algunas poses de yoga (lo que sea necesario para promover la relajación).

-10: Sepa cuándo buscar ayuda.
Aprender a controlar la ira es un reto para todos a veces. Considera la posibilidad de buscar ayuda para los problemas de ira si su ira parece estar fuera de control, te hace hacer cosas que te arrepientes o lastima a los que te rodean.

Con la ayuda de un profesional, puedes:

-Aprender qué es la ira.
-Identificar lo que desencadena tu ira.
-Reconocer los signos de que estás enojando.
-Aprender a responder a la frustración y a la ira de una manera controlada y saludable.
-Explorar los sentimientos subyacentes, como la tristeza o la depresión.

Las clases del manejo de la ira y el asesoramiento se pueden hacer de forma individual, en pareja, con otros miembros de la familia, o en grupo. Solicita una remisión de tu médico con un consejero especializado en el manejo de la ira, o pida a sus familiares, amigos u otros contactos recomendaciones. Tu compañía de seguros de salud, el programa de asistencia al empleado, el clero, agencias estatales o locales también pueden ofrecer recomendaciones.

Fecha de publicación 2013-04-27 23:54:22.

Actualizado el 27-07-2017 18:33:51
Por Neipol
Categoría: OffTopic

Deja un comentario