Inicio

Que es la Fe una Duda Existencial Explicada


Una posible explicacion de una duda existencial….

Muchos filósofos y teólogos bastante conocidos han abrazado la idea de que la fe es la base de todo conocimiento. Un ejemplo es San Agustín. Una de sus contribuciones claves a la filosofía fue la idea de usar la fe para poder entender, establecida por Agustín en su declaración “Crede, ut intelligas” (“Cree, para que puedas entender”. Esta declaración desborda la esfera de la religión, para abarcar la totalidad del conocimiento. En esencia, la fe debe estar presente, para llegar a conocer cualquiera cosa. En otras palabras, se debe asumir, creer o tener fe en la credibilidad de una persona, lugar, cosa o idea, con la finalidad de tener una base para el conocimiento.

Desarrollo del conocimiento en los niños.
Una ilustración de este concepto está en el desarrollo del conocimiento en los niños. Un niño, en sus primeros años la fuente de entrada de información está controlada por los padres, no teniendo oportunidad ni experiencia para poder contrastar otras fuentes. En esos años los padres le enseñan su método de contraste de la realidad, heredando las bases de lo que sus progenitores entienden como bueno y malo. Si en el entorno familiar existe una constante violación arbitraria de lo que es bueno y malo, el niño no será capaz de funcionar adecuadamente fuera de su entorno familiar. La disciplina establece los valores malos, mientras que refuerza los buenos. Una disciplina irrazonable, basada en emociones, solo atenta contra la integridad emocional del niño, y en ocasiones hasta pudiera atentar contra la integridad física.

El objetivo de la enseñanza de los padres, es dotar al niño de la capacidad de establecer su propia fe en base a su propia experiencia, osea, dotarle de criterio y capacidad de contraste o en otras palabras, enseñarle a creer con criterio.

Cuando el niño madura, la calidad de la enseñanza se demuestra por la capacidad de ir fabricando y/o modificando las antiguas, demostrando capacidades de adaptación y supervivencia. Así pues, el niño comienza con los valores predeterminados ‘instalados’ por los padres, este servirá de filtro a través del cual otra enseñanza se procesará y/o evaluará. Siguiendo esta línea de razonamiento, y asumiendo que un niño tiene un conocimiento empírico pequeño o limitado, el conocimiento que llegue a tener tiene una base fundamental en la fe.

Credulidad y fe:
Los adultos creen en que las autoridades están adecuadamente capacitadas para ejecutar con calidad su trabajo, a pesar de que en las noticias se dan informes que violan o deberían violar esa creencia de forma constante. Dado que no hay una alternativa mejor, se confía en que en algún momento futuro, las autoridades se den cuenta del grave daño social que conlleva administrar el poder en base a criterios internos y partidístas (en el mejor de los casos), dejando a un lado los verdaderos intereses de los ciudadanos.

La insistencia vehemente, más allá de la demostración de los hechos, en actuar de cierta manera, esperando que la repetición cause efecto alguno en las condiciones actuales, propiciando un cambio sin saber como sucederá; se le denomina credulismo. Se podría denominar fe, si en algún momento pasado, se ha demostrado efectividad en el uso de la autoridad. El carecer de tiempo y/o de recursos para evaluar todo el conocimiento que se tiene exhaustiva y empíricamente, propicia la credulidad por desesperación, demostrando a cierto grado que no hay diferencia práctica entre religión y política.

El conocimiento religioso
En origen, tanto el conocimiento científico como el religioso parten de lo mismo: Hechos pasados que establecen verdades observables por el entendimiento humano relativo a una época. La diferencia se establece con el paso del tiempo. La religión trata de ‘congelar’ esas verdades, razonan para tratar de conservar lo que resultó evidente en un pasado y no para tratar de incorporar nuevos patrones de razonamientos adaptados al medio. Cuando encuentran la lógica que justifica conservar el mismo conocimiento, se refuerza su deseo por otorgarle a un poder superior al hombre esa revelación y, desear que ese poder considere ese conocimiento eternamente bueno.

LEER  La actitud afecta la realidad

Cuando el medio cambia somete a los individuos a nuevos desgastes, tanto físicos como emocionales. En esos instantes es cuando se distancia la religión de la ciencia. La religión busca como hacer perpetuo un conocimiento demostrado cierto en una época sin tener en cuenta el cambio del medio.

La complejidad de algunos vericuetos filosóficos establecidos para conservar la integridad coherente del sistema dogmático, convence a los religiosos devotos de que su fe es verdadera y eterna. Por otro lado, cada vez son más las personas que observan que esos vericuetos no aportan soluciones prácticas a sus vidas cotidianas; es en ese punto en donde aparecen dos tipos de comportamientos distintos: El comportamiento coherente (tendente al cambio) y el comportamiento crédulo (tendente al fanatismo).

Factores que pueden intervenir
La fuerza racional
Si la fe nace de un postulado, se la combina con evidencias del pasado y un soporte razonable por el cual se establece un resultado esperado, se despertará en la persona un toque de anhelo que la inducirá a actuar para conseguir lo esperado. Así pues, dará como resultado una fuerza interior cauta, que procurará asegurarse de que las condiciones son las ideales, y sobre todo y lo más importante, posee dominio de la razón sobre sus actos. A este respecto no es una fuerza interior bruta que nace y no se sabe como.

La voluntad es la expresión de obras por la explicación satisfactoria a nuestro convencimiento. En ello va nuestra confianza en las premisas, postulados y/o suposiciones que nos permitirán falsar el conocimiento. Si bien, nuestra voluntad será nula ante un planteamiento no satisfactorio desde el punto de vista racional.

La esperanza es el anhelo que se tiene por ver resuelto y finalizado un trabajo. Este trabajo está sujeto a un método, que a su vez se sujeta a una teoría.
La creencia es la parte de buena voluntad que ponemos a la hora de trabajar. Si esta condición no se diese, la persona negaría su cooperación.
Esta sección está homologada con el apartado Fuentes consultadas

La fuerza moral
Es lo que una persona sostiene en el medio social de la vida cotidiana.
Si la fe no nace como fuerza interior, sino que sencillamente uno acepta directamente la autoridad de una persona por algún tipo de temor mórbido a ser castigado o por ganar la recompensa prometida. En este caso la fuerza nace de la propia voluntad de la persona. Este tipo de sumisión, tiene a largo plazo, y de violarse la promesa inicial (bien las pautas por las cuales se castiga o las pautas por las cuales se premia), al agotamiento y perdida de la fe y/o la pérdida absoluta de la sumisión. Caso de que la persona persista en sostener esa fe aun más hallá de la pulsión que le permita someterse, se corre el riesgo de enfermar. Si estas bases no se violan, la persona continuará sana y satisfecha de observar que su esfuerzo sirve de algo (bien para no ser castigado y/o bien para ser premiado, las mismas bases que se usan en el adiestramiento de cualquier otro animal). De esta sumisión nace la fe como doctrina religiosa.

Voluntad moral es la expresión de nuestros actos por la confianza en que lo aplicado será de beneficio para otros. Esta actitud parte de una persona sana, satisfecha consigo misma y relativamente feliz.
Esperanza moral es la expresión de nuestros actos por la confianza de que obtendremos un entorno moralmente acorde a lo que establecemos como bueno, ajustando nuestro comportamiento, dado que es lo moralmente correcto.
Creencia moral es la firme convicción, más allá de cualquier argumento que pretenda persuadirnos de satisfacernos de otra manera, expresando nuestros actos por la confianza de que estaremos agradando a alguien poderoso y que este hará lo que promete por que tiene el poder para hacerlo.
Esta sección está homologada con el apartado Fuentes consultadas

LEER  Sacrificios humanos en misas negras?

La fuerza emocional
Si la fe nace de un deseo, el cual ha encontrado una creencia que lo apoya y añadiéndole la fuerza que aporta la aprobación grupal de un colectivo a la autoestima y dignidad de la persona, así como de la confianza absoluta que el propio individuo le confiere a sus propios deseos, dará como resultado una fuerza interior bruta sin directriz racional.

La fe

* Es un inmenso don de Dios. Debemos pedírsela
* Vale más que la vida
* El justo vive de la fe (Rom 1, 17)
* Poner en ella todo lo que somos, todo lo que esperamos, todo lo que amamos
* Nos mantiene en pie en los momentos de obscuridad
* No es un mero sentimiento de la presencia de Dios o de la voluntad de Dios en nuestras vidas.
* Debe penetrar y envolver a toda la persona: Su confianza, su fidelidad, su adhesión emocional, su asentimiento intelectual.
* La vocación cristiana es absurda e incomprensible sin la fe
* No pedirle a Dios pruebas
* No tenerle miedo al futuro porque el Señor no nos fallará
* Sin ella la vida es triste y la fidelidad imposible

En qué creer como miembros de la Iglesia, y por lo tanto vivir consecuentemente:

* Intensificar la fe en la Iglesia, como lugar donde Dios nos ha puesto para dar frutos
* En que Dios nos habla a través del Papa, los obispos y sacerdotes
* En el espíritu cristiano, que brota del Evangelio, como el lugar donde se expresa para nosotros la voluntad de Dios, y hacerlo vida de nuestras vida, aceptándolo con humildad y mansedumbre.
* Que Cristo se ha unido místicamente a cada uno de los cristianos
* En nosotros mismos y no dudemos de nuestra capacidad, dones y talentos para realizar nuestra misión
* En la fecundidad de nuestras vidas arrojadas al surco de Cristo
* En la trascendencia y valor de nuestra entrega almas

La fe es:

* Darnos incondicionalmente
* Entregarnos a Dios ciegamente
* Dejarnos conquistar por su amor para su causa sin hacer reparos
* Caminar, sufrir, luchar, caer y levantarnos tratando de se fiel a un Dios que nos llama y que no vemos
* “Lanzarme en la oscuridad de la noche, siguiendo una estrella que un día vi, aunque no sepa a donde me va a llevar”
* Sobrellevar con alegrí confusiones, las sorpresas, las fatigas y los sobresaltos de mi fidelidad
* Fiarme de Dios y confiar en El
* Adhesión total, llena de amor a la voluntad santísima de Dios
* Quien da valor a la vida, a los sufrimientos, dificultades, a todo
* Ese rescoldo que ilumina y calienta en las luchas más terribles de la vida

Razón para creer:

Porque tenemos de garante de nuestras vidas, de nuestra vocación y de nuestra misión a Dios que es fiel.
Consecuencias de una fe mortecina, apagada, débil, lánguida ante los planes de Dios:

* Muchos problemas
* Dificultades
* Crisis
* Tentaciones
* Apartados mentales ante la vocación cristiana
* Rebeldía ante la cruz
* Apatía ante la misión
* División interior, pensando creer en Dios pero buscando en la práctica realizar sólo nuestros caprichos

Enemigos de la fe:

* Falta de formación
* Abundancia de racionalismo
* Formación científica llena de prejuicios contra todo lo que no es verificable y comprobable.
* Pedirle a Dios pruebas y garantías

La fe debe ser:

* Profunda
* Lúcida
* comprometedora
* Exigente
* Viva

Consecuencias de una fe viva y generosa:

* Frutos apostólicos
* Generosidad, docilidad y madurez ante los compromisos y exigencias de la vida cristiana
* Optar por dejar a un lado el egoísmo y el apego cosas del mundo
* Ser serviciales, universales, delicados y bondadosos con todos
* Felicidad al vivir por la fe con la confianza puesta en Dios
* Humildad y mansedumbre para la voluntad de Dios
* Portadores de alegría, paz y esperanza

Par aumentar la fe:

* Mucha oración
* Cortar con el racionalismo
* Imitar el ejemplo de María
Fuente Fuente2

Fecha de publicación 2014-09-14 03:12:41.

Actualizado el 08-11-2017 21:25:42
Por Neipol
Categoría: OffTopic
Etiquetas: , , ,

Deja un comentario