Inicio

Paro cardíaco


Dentro de las enfermedades cardíacas, encontramos entre otras el cuadro del paro cardíaco. Con esta denominación se indica el cese inesperado y brusco de la actividad cardíaca. El corazón cesa de funcionar, con lo cual deja de llegar sangre a los diversos órganos. El órgano más sensible a la falta de sangre es el cerebro. Las células del sistema nervioso sólo toleran de 3 a 5 minutos sin sangre, es decir, sin el oxígeno que la sangre aporta. Si la falta de oxígeno dura más de 5 minutos, se producen lesiones cerebrales irrecuperables. Por lo tanto, cuando se presenta un paro cardiaco sólo se dispone de 5 minutos para recuperar al enfermo. El primer paso es diagnosticar con la máxima rapidez la existencia de paro cardíaco. La ausencia de presión arterial y un pulo impalpable son los signos clásicos.

LEER  Cómo reparar un mueble que cojea?

Sin perder más tiempo, ya que la rapidez es esencial, hay que restablecer una oxigenación adecuada y la circulación. Para lo primero, el método más simple es la respiración boca a boca, que se practicará el tiempo preciso hasta que se recupere la actividad respiratoria. Para restablecer la circulación se practicará el masaje cardiaco externo. Para ello se sitúa al enfermo en posición horizontal, sobre su espalda, sobre una superficie firma. Se coloca la mano izquierda de la persona que practica la resucitación sobre el esternón, con la mano derecha encima de la izquierda. Se practican compresiones fuertes rítmicas del esternón a una frecuencia de 60 a 80 por minuto. I se palpa un buen pulso en las arterias periféricas es el mejor indicio de que se ha conseguido una circulación adecuada.

LEER  Tortuga vuelve a caminar con una pieza de Lego como prótesis

Se mantendrá la circulación y la respiración hasta disponer del material adecuado para registrar un electrocardiograma, que nos permitirá aclarar el mecanismo del paro cardíaco. Si éste indica que no existe actividad eléctrica alguna en el corazón y que no se recupera a pesar del masaje cardíaco, se aplicará un marcapaso eléctrico, aparato que descarga estímulos a una frecuencia prefijada que pone en marcha el músculo cardíaco. Si el electrocardiograma muestra la existencia de una fibrilación ventricular, actividad eléctrica cardíaca desorganizada y que no da lugar a una contracción cardíaca adecuada, se aplicará una descarga eléctrica mediante un desfibrilador.

Aplicando estas medidas con la rapidez suficiente se consigue salvar muchas vidas.

Fecha de publicación 2007-12-18 19:12:00.

Actualizado el 19-09-2017 10:33:06
Por Neipol
Categoría: OffTopic

Deja un comentario