Inicio

Muertes por gripe, y no es la gripe porcina, coincidencia?


Un grupo de científicos canadienses espera encontrar, debajo de una gruesa capa de hielo, los únicos ejemplares conservados del virus de la “gripe española”, causante de la mayor epidemia mundial de la historia. Entre setiembre y noviembre de 1918, la enfermedad mató más de 20 millones de personas en todo el mundo. Sólo en los Estados Unidos murieron más personas por esta epidemia que en la primera y segunda Guerra Mundial, Corea y Vietnam juntas. Los científicos saben que estudiar un virus tan peligroso podría servir para comprender y combatir otros más actuales e igual de mortales, como el Ebola o el SIDA, por ejemplo.

LEER  Alquileres, que hace el propietario e inquilino

¿Y cómo rastrear una partícula de unos pocos átomos que desapareció hace casi un siglo?… en los cuerpos de sus víctimas que se hayan congelados inmediatamente luego de muertos, y nunca descongelados. Para ello, los científicos canadienses excavan en el cementerio de Longyearbyen, una isla congelada del Artico, donde están enterrados 7 jóvenes víctimas de esa epidemia. Una vez desenterrados, los cuerpos serán llevados -sin descongelar- a laboratorios de máxima seguridad de todo el mundo, ante el riesgo de que el virus pudiera continuar activo.

Fecha de publicación 2014-07-22 17:54:15.

Actualizado el 17-09-2017 09:24:55
Por Neipol
Categoría: OffTopic

Deja un comentario