Inicio

Lunares


Muchas personas que tienen lunares en zonas visibles, más que nada en el rostro (como por ejemplo Marilyn Monroe, Cindy Crawford, entre otros), se logran identificar por ésto haciéndose inconfundibles, y a su vez, les da sensualidad. Pero no todos los lunares son benignos.
Los lunares son pequeños crecimientos sobre la piel que cambian de color y pueden aparecer en
cualquier lugar del cuerpo (incluso en los genitales, labios, adentro de la boca o uñas).
Algunos ya se presentan al nacer, pero la mayoría aparecen en los primeros veinte años de vida, sobre todo en la pubertad.
En el caso de los adultos, si bien siguen apareciendo, muchos de ellos logran achicarse o incluso desaparecer con los años.
El color se debe a un pigmento de las células: la melanina, y se forma a partir de células productoras de pigmento: los melanocitos.
ac20ni9 belleza Varios lunares pueden resultar desagradables debido a su apariencia o bien a su ubicación. Los que se vuelven atípicos, eventualmente se transforman en melanomas malignos, una forma de cáncer de piel, pero es muy raro que suceda, ya que las investigaciones han concluido que éste problema está más relacionado con quemaduras de sol producidas durante la niñez.
Pero además, existen determinados factores de riesgo que aumentan las condiciones para que aparezcan esta clase de lunares: si se presentan desde el nacimiento (lunares congénitos) seguramente ese niño sea más propenso a tenerlos en su vida adulta, si los familiares poseen lunares o una exposición excesiva al sol.
Cómo nos damos cuenta si un lunar es maligno:
-Mediante los cambios en la apariencia de un lunar ya existente.

LEER  Las letras que forman la escalera del ADN

-Los cambios de color en los mismos.
-El tamaño, puesto que los lunares malignos generalmente presentan un diámetro mayor a los seis milímetros.
-Es muy común que los lunares malignos tengan irregularidades externas, crezcan y aumenten de tamaño.
-Si tienen relieve o volumen, también pueden ser delatores del problema.
-La aparición de sangrado, picazón o costras alrededor del mismo.
-La pérdida de líquido desde el lunar.
Aquellos melanomas malignos que sean detectados, pueden ser extraídos quirúrgicamente. Luego de ésto, se continúa con un tratamiento específico.La clave del tratamiento exitoso es detectar de forma temprana sí un lunar es maligno o no. En caso de sospechas, se deberá consultar, “más vale prevenir que curar”. Por eso, se recomienda visitar al dermatólogo una vez al año.

LEER  ¿Porqué aparecen arrugas después de los 50 años?

Fecha de publicación 2015-06-10 01:04:17.

Actualizado el 24-07-2017 15:22:57
Por Neipol
Categoría: OffTopic
Etiquetas: , ,

Deja un comentario