Inicio

Los diferentes ritos funerarios


Muchos terminan su existencia enterrados, embalsamados o incinerados, con lágrimas, una fiesta o con sus cenizas esparcidas por el espacio.

ritos-funerariosLas costumbres fúnebres reflejan nuestra interpretación de la vida y la muerte. Aquí te proponemos los diferentes ritos de este ámbito.

El hombre es la única criatura que entierra a sus difuntos, y en todas las sociedades han existido creencias sobre almas, espíritus y vida después de la muerte, por lo que los ritos de despedida presentan formas muy diversas en todo el mundo y a través de todas las épocas.

Los ritos funerarios pueden agruparse en dos clases, según el sentido que cada comunidad le dé a la muerte. Por un lado, están las sociedades que creen que con el cuerpo se pierde una parte esencial de la persona; por otro, las convencidas de que el alma es anterior a nuestra vida en este mundo y sobrevive a la muerte corporal.

LEER  El poder de los imanes

En las primeras, se momificaban a los cadáveres y se llenaban las tumbas de objetos personales, alimentos y ofrendas para prever la resurrección en el futuro y ayudar al alma en su viaje hacia otra vida: hebreos, vikingos, judíos, árabes, cristianos y sobre todo, egipcios lo hicieron. Los que creen en la reencarnación del alma, como hindúes y budistas, prefieren otras fórmulas, como la cremación.

Las primeras tumbas conocidas datan de la Edad de Piedra, hacia el año 3000 AC. En ellas, los cadáveres aparecen acostados hacia un lado y encogidos, y junto a ellos hay comida, herramientas y ornamentos.

Ya en la antigua Mesopotamia se creía que quienes eran mal enterrados podían provocar desgracias. Los cretenses inscribían direcciones para la otra vida en las sepulturas de sus difuntos, y griegos y romanos les proveían con dinero para los dioses e incluso pasteles para el cancerbero, el perro guardián de las puertas del más allá.

LEER  Eutanasia – El derecho a vivir

Pero quienes llevaron más lejos el culto funerario fueron los egipcios. En la época de los faraones, conservar el cuerpo se creía indispensable para acceder a otra vida, y con este fin nobles y reyes hacían preservar sus restos y equipaban lujosamente sus tumbas esperando el día de su resurrección.

Una vez muertos, se guardaban sus vísceras en los llamados “vasos canopos” (un equivalente reliquias de santos entre cristianos y árabes), embalsamaban el resto con compuestos especiales, se celebran unos funerales que podían incluir danzas mortuorias y competiciones atléticas, se depositaban los cadáveres en elaborados nichos y sarcófagos de madera y piedra, y se construían pirámides lujosamente ornadas e inaccesibles a los vivos para acogerlos.

Fecha de publicación 2015-10-14 00:45:08.

Actualizado el 13-12-2017 09:00:02
Por Neipol
Categoría: OffTopic
Etiquetas: ,

2 Comentarios

  • Miguel Anguiano says:

    Excelentes conocimientos y buen dominio del tema. Te felicíto Nico.

    No conocía tu blog, pero está muy interesante.

    Saludos desde Chihuahua, México.

    Miguel Anguiano

     · 12 agosto, 2008 8:47 am
  • Nico says:

    Muchas gracias Miguel, este tipo de comentarios son los que a uno lo motivan día a día a continuar publicando más artículos, saludos y me alegra mucho que te haya gustado el blog…

     · 12 agosto, 2008 11:15 am

Deja un comentario