Inicio

La muerte en Oriente


Sin llegar a tales extremos como los egipcios, los que creían que había que conservar el cuerpo para acceder a otra vida y se enterraban a los difuntos con toda clase de lujos, otras civilizaciones lejanas idearon sus propias ceremonias de acuerdo con su concepción del fin de la vida en este mundo.

En la antigua China, al moribundo se le afeitaba la cabeza, se le lavaba el cuerpo y se le colocaba en posición sentada para que de esta manera, el alma pudiera abandonar el cuerpo. En el cristianismo, se prepara al que va a morir absolviéndole de sus pecados y dándole la extremaunción.

LEER  Homeopatía para el tratamiento de la depresión

Una vez muerta la persona, amigos y familiares le pedían al alma que volviera para asegurarse de que su salida del cuerpo había sido definitiva, y se le tapaban los orificios del cuerpo con jade para que de esta forma, se pudiera ahuyentar malos espíritus.

Otros ejemplos de amuletos, serían la cruz o el pan sagrado del cristianismo, o las figuras de ganado de cartón piedra que rodean al cadáver en los funerales animistas de Bali.

Una costumbre musulmana establece que los muertos deben enterrarse mirando hacia La Meca. Por su parte, en los funerales hindúes se realiza una procesión fúnebre en el lugar donde el fallecido es incinerado. Cuando ésto ocurre, la viuda se postra ante la pira funeraria (antiguamente algunas acababan ardiendo en ella, hoy a veces se sacrifica una cabra durante la procesión), y los restos del difunto se lanzan aguas sagradas de un río.

LEER  Anti-vampiros

Al hinduismo también se debe uno de los mausoleos más famosos: el Taj Mahal, construido en Agra para la hija del sha Jaham y en el que trabajaron acerca de 20.000 personas.

Fecha de publicación 2008-05-29 20:41:00.

Actualizado el 06-07-2017 19:12:21
Por Neipol
Categoría: OffTopic

Deja un comentario