Inicio

Increíble historia del perro abandonado que cumplió un sueño


perro_chili_dog_feliz

Una familia estadounidense que viajaba en un crucero, tuvo un día que cambiaría sus vidas para siempre. sto fue en su última parada del viaje, en el puerto de Valparaíso, Chile. Al bajar al puerto y tomarse unas fotos, un perro marrón salió de fondo, esto sería algo que hasta ese momento no entenderían la importancia de esa foto.

Minutos después, el perro, una suerte de Collie color marrón, se acercó a la familia O’Connor, moviendo la cola y transmitiendo mucha alegría no se despegó ni un minuto de ellos hasta que llegó el momento de volver a tomar el crucero y marchar.

El perro, uno de los tantos que deambulan por el puerto, se ganaba la vida con su simpatía y moviendo la cola, de esta forma lograba que los turistas (en su mayoría) le dieran comida y amor.
Hasta que llegó el día que tuvo su gran golpe de suerte y conoció a los O’Connor.

Según lo que contó la señora de los O’Connor en una entrevista a la BBC desde Seattle, “Saltó a nuestros brazos como diciendo ‘hola’. Era tan dulce y nos siguió todo el resto del viaje jugando con nosotros. Sabíamos que necesitaba un hogar y nos encantan los perros”.

El perro callejero color chocolate sedujo tanto a la familia que terminó gastando casi US$2.000 para poder darle un hogar en otro lado del continente. “Dinero bien gastado”, según contó a BBC Mundo.

Kaylan O’Connor (quién facilmente convenció a su marido de poderadoptar al perro como mascota) debió abordar el crucero de regreso. Tuvieron que despedirse del perro que tanto cariño les dió durante esas 8 horas, pero no para siempre.

LEER  ¿Porqué hay que dormir? Etapas del sueño

Alexis Castillo, fundador de EDRA (Fundación de defensa de los animales) contó, “Me llegó un mail en inglés de una estadounidense desde Seattle que decía que se había enamorado de un perro de la calle y que quería que se lo mandara a Seattle. Lo leí con escepticismo, me pareció extraño”.

Es que los O’Connor ya de regreso en los Estados Unidos, buscaron en internet asociaciones de defensa de los animales en Chile para ver si era posible poder gestionar que Chili Dog (como bautizaron al simpatico perro) se convirtiera en su mascota en Seattle.

Alexis Castillo cuenta, “Me llegó un mail en inglés de una estadounidense que decía que se había enamorado de un perro de la calle y que quería que se lo mandara a Seattle. Lo leí con escepticismo, me pareció extraño y no lo pesqué (no le puse atención)”.

A pesar de no estar muy convencido de si era una broma de mal gusto, accedió al diálogo, donde Kaylan O’Connor le contó el caso y le mandó fotos del perro.

Alexis sin embargo le explicó a Kaylan que no iba a ser fácil ni barato poder encontrar al perro en primer lugar, y luego enviarlo.

Aún escéptico, Alexis decidió poner a prueba a Kaylan. “Le dije que necesitaba US$100 para gestionar la búsqueda y que si me enviaba ese mismo día el dinero antes de la medianoche yo podía ir al día siguiente a comenzar la búsqueda del perro. La verdad es que no tenía fe, pero en 20 minutos ya me había enviado un giro de US$200 por Western Unión. Al parecer era verdad!”.

LEER  20 maneras de aumentar la energía del cuerpo

Tras casi 2 meses de búsqueda sin resultados, en la cuál se imprimieron 400 folletos con la descripción y foto del perro, llegó un email que cambiaría el destino de “Chili Dog” y los O’Connor.

Alexis recibió un email de una voluntaria que ayuda animales en Valparaíso. “Estimados Señores, leí un artículo sobre un perrito que buscan desde EEUU, lo encontré”.
Una vez encontrado Chili Dog, comenzó el proceso para convertir al perrito callejero abandonado en la calle en un lord digno de tomar un avión y cruzar el continente hacia los Estados Unidos para formar parte de su nueva familia. Le pusieron la vacuna antirrábica, lo esterilizaron, desparasitaron y convencieron a una aerolínea de transportarlo hacia Seattle.

Chili Dog finalmente llegó a Seattle donde hoy vive cómodo y feliz junto a la familia O’Connor y sus otras mascotas.
Calcularon que la edad del perro es de unos 2 años, o sea, joven y lleno de energía. También concluyeron que había sido abandonado de cachorrito.

Chili Dog finalmente abandonó para siempre las calles y mediaciones del puerto de Valparaíso para hoy vivir cómodo y feliz junto con la familia O’Connor y sus nuevos amigos canes Auto y Klaus, las otras 2 mascotas de la casa. “Normalmente a mis perros no le gustan los otros perros, pero apenas llegó Chili Dog le permitieron estar en la casa y compartieron sus platos de comida y agua. Creo que ellos sabían que Chili necesitaba un hogar”, relató Kaylan O’Connor a la BBC desde Seattle.

Chili Dog es un perro que cumplió su propio sueño americano.

Fecha de publicación 2013-06-05 19:26:08.

Actualizado el 23-10-2017 20:31:19
Por Neipol
Categoría: OffTopic

Deja un comentario