Inicio

El perfil idóneo para ser tu propio jefe


Si se quiere salir adelante, hay que estar seguro de que no se abandonará al primer problema. Por ello, es necesario potenciar estos rasgos.

Autodisciplina.
No hay jefes por encima, así que debe ser uno quien marque estrictamente los horarios, los días de fiesta, etc.

Automotivación.
No siempre se tendrá trabajo, pero no hay que bajar la guardia.

Autoexigencia.
Se es el responsable final del producto que se oferta; por ello, de la propia profesionalidad depende que clientes y proveedores queden satisfechos.

Paciencia y responsabilidad.
Los inicios nunca son fáciles. Pese a que parezca que las cosas no van bien, se debe perseverar.

LEER  Propiedades curativas de las naranjas

Plena disponibilidad.
Es necesario decir que sí a todos los clientes porque, si no, otros pueden acabar adjudicándoselos.

Iniciativa propia.
Estar alerta, no dormirse en los laureles, estudiar y observar qué hace la competencia, y reciclarse continuamente resulta fundamental para tener éxito.

Fecha de publicación 2008-09-22 10:25:00.

Actualizado el 14-01-2018 06:12:02
Por Neipol
Categoría: OffTopic

Deja un comentario