Inicio

Si un niño no juega es signo de alarma


Lo habitual es que un chico sano y feliz quiera jugar a cualquier hora del día. Si observamos que no demuestra nunca interés por este tipo de actividades, podemos sospechar, según la psicóloga Marina Martínez-Cubells, que:

■ Quizá en la familia haya una atención excesiva hacia algún problema. Esa tensión que vive el pequeño le interrumpe su juego.

■ Si lo sometemos a un número de estímulos reales desmesurados para su edad, limitamos sus ganas de fantasear.

■ En el caso de observar que no tiene interés por investigar, que no realiza juegos simbólicos y que muestra pasividad, hay que consultar con el especialista, porque puede tener una alteración orgánica o una dificultad emocional.

LEER  Cómo educar a los niños

Fecha de publicación 2008-07-29 19:16:00.

Actualizado el 21-10-2017 17:54:52
Por Neipol
Categoría: niños

Deja un comentario