Inicio

El pudor de los niños


Para los chicos, la desnudez es algo natural. En un primer momento les produce placer y significa liberarse de la caca y del pis. Corretear desnudo y bañarse en grupo no ofrece ninguna dificultad: el cuerpo infantil es mostrado sin ninguna traba.

Pero a medida que su psiquismo evoluciona, el niño va “haciéndose cargo” progresivamente de que su cuerpo es un cuerpo sexuado y va adquiriendo “un saber” acerca de la sexualidad. A este saber se añade el aprendizaje social. No hace ninguna falta que los padres se lo enseñen. La mera convivencia le muestra que la gente no anda desnuda por la calle, así que debe tratarse de algo privado e íntimo.

LEER  Poderes paranormales en los niños

Incluso los padres liberales, cuyo comportamiento frente a la desmudez es totalmente natural, verán algún día con asombro que su hijo o su hija cierran la puerta del cuarto del baño o no quieren desnudarse en la playa.

Por supuesto, hay que respetar este nuevo pudor, aunque parezca exagerado. Es como si el niño necesitara primero comprender bien la regla básica: “Mostrarse desnudo delante de los extraños es tabú”, antes de poder aceptar excepciones. Algunos años más tarde ya verá la desnudez con menos vergüenza, hasta que en la pubertad experimente una segunda fase de pudor.

LEER  Dieta sana para niños

Todos los padres deben atenerse normas de recato que establezcan sus hijos; de este modo, ellos experimentarán que su cuerpo les pertenece en exclusiva y que nadie puede mirarlo o tocarlo sin su consentimiento.

Fecha de publicación 2008-10-06 10:33:00.

Actualizado el 15-10-2017 20:21:57
Por Neipol
Categoría: niños
Etiquetas: ,

Deja un comentario