Inicio

Alteraciones del desarrollo de un niño


Una de las cosas que más preocupa a los padres es que su hijo camine con los pies hacia adentro o hacia afuera. Lo primero es mucho más frecuente que lo segundo y está relacionado con una disposición de la cadera diferente (hacia adelante), pero absolutamente normal, que obliga al niño a rotar los pies al andar. Generalmente, la cadera se coloca bien hacia la pubertad, y el niño corrige entonces espontáneamente la forma de pisar.

Caminar con los pies hacia afuera suele ser síntoma de una alteración en la cadera, y para subsanar el problema es necesario atajar primero la causa. Este trastorno es bastante menos habitual que el anterior. Es normal que el niño tuerza un poco los pies cuando empieza a caminar. Como aún no tiene integrado el sistema de equilibrio en el cerebro, está buscando una forma de pisar que le proporcione seguridad. No hay que preocuparse: la solución llega con el tiempo.

LEER  Cómo educar a los niños

El récord de las visitas al traumatólogo lo ostenta el pie plano. Ahora los padres consultan más, y eso está bien, pero suelen preocuparse por cosas que se corrigen a medida que el niño crece. A veces llevan a bebés de cuatro meses porque no tienen puente, cuando lo normal es precisamente eso, que el arco esté relleno de grasa.

En realidad, salvo si el trastorno existe en el momento del nacimiento, o si el pequeño tiene un problema de cadera, no hay que preocuparse hasta que el niño no haya cumplido tres años, momento en el que el pie comienza a adquirir su estructura definitiva. A juicio de muchos especialistas, se tiende a prescribir plantillas para corregir defectos que, como los pies planos, son normales hasta que el pie no se ha desarrollado.

LEER  Desmayos en los niños

Más importante que llevar plantillas es usar un calzado adecuado. Los padres las reclaman. Prefieren que a sus hijos les indiquen el uso de plantillas a que les digan que no deben hacer nada porque los niños, por el momento, tienen un pie normal. Se quedan más tranquilos. Lo que hay que cambiar es la filosofía del calzado. No todo lo que hay en el mercado es adecuado y la primera tarea de los padres consiste en aprender a elegir bien.

Fecha de publicación 2008-11-13 22:01:00.

Actualizado el 29-09-2017 00:13:41
Por Neipol
Categoría: niños

Deja un comentario