Inicio

Diesel


Renzo Rosso comenzó cosiendo pantalones para sus amigos y después de 30 años obtuvo un imperio que comprende firmas del más alto nivel y vinos inclusive. Ahora con 52 años, tiene una nueva meta: crear un perfume junto a L’oréal.

El italiano creó la factoría de Diesel en 1978 a dos pasos de los canales de Venecia y del teatro romano de Verona, destacando su colección por el tejido, el denim, y los primeros vaqueros de diseño y fabricación exclusivamente europeos.

Todo comenzó cuando Renzo tenía 15 años. Un día descubrió, entre las cosas de su madre, una máquina de coser. No le llevó mucho tiempo utilizar la herramienta como juguete para sus ratos libres y así desarrolló con ella su creatividad. Empezó haciendo pantalones para él, y luego fueron sus amigos quienes le pedían estas prendas. Pero Renzo fue por más… empezó a fabricar vaqueros. En la Italia de esa época, no existía ni siquiera el jean original, palabra que además, sonaba rara y muy distante. Pero más allá de eso, Renzo se divertía con sus propias creaciones y las usaba: pantalones de denim con cintura baja, pierna estrecha arriba y campana abajo. El resultado afortunado para el mercado de la moda italiano, fue más que positivo. Ese pantalón, no sólo había gustado a los amigos del joven diseñador, sino que además, comenzó a trabajar para un taller textil “Moltex”, empresa de la que hoy es titular. Cuando Renzo logra obtener todas las acciones de la empresa, planific estrategias de mercado que tanto había pensado, desarrollando su producto como la filosofía de la marca, aprovechando al denim al cien por cien aún en las pasarelas, y además, proponiéndolo como la única prenda contemporánea que simboliza libertad, comodidad y ligereza.

LEER  Peinado y corte de cabello de Neymar

En la última década, los creativos y comerciantes de la marca italiana se han lanzado a varios negocios paralelos: camperas, lentes, joyas, zapatos, entre otros. Tal es así que desde el año 2000, Diesel deja de ser sólo una firma de streetwear para transformarse en un extraordinario productor de prêt-à-porter. Más tarde Rosso, adquiere acciones de Staff Internacional, distribuidor de firmas de lujo. Luego fue accionista además de Maison Martin Margiela y de Sophia Kokosalaki. Produce y distribuye a Dsquared y a Vivienne Westwood. Su diversificación ha llegado hasta los viñedos, ya que cuenta con una Diesel Farm que produce vinos y aceites.

LEER  La importancia de la vestimenta

Una de las inversiones más importantes de Rosso, fue la de su campaña publicitaria. Sus anuncios han marcado un hito desde que, a principios de los ’90, comenzara a explotar imágenes, colores y estilos propios de los años ’50. tal es así que en 1997 y en 2001 fueron premiados en el Festival de Publicidad de Cannes. En todas estas campañas, la apelación principal requerida por el mismo Renzo, era mostrar el espíritu empresarial, y proponerse ellos mismos como los principales consumidores de la marca, y buscando caerles bien a los nuevos consumidores. Así pues y con total éxito, luego de estudios de mercado, se llegó a la conclusión de que el consumidor de Diesel está convencido de la lealtad de la firma. En 2006, Diesel facturó más de mil millones de euros.

Fecha de publicación 2007-11-28 14:39:00.

Actualizado el 19-09-2017 03:59:46
Por Neipol
Categoría: Moda
Etiquetas: ,

Deja un comentario