Inicio

Núcleos planetarios acuáticos


Urano y Neptuno también aportan su gotita extravagante. No conocemos su estructura interna, pero la opinión generalizada es que poseen tres capas: una atmósfera de hidrógeno y helio, un manto posiblemente líquido -de agua, amoniaco y metano-, y un núcleo con la misma composición a la que hay que añadir un conjunto rocoso. Otros científicos defienden un modelo de dos capas: una atmósfera extremadamente densa con un 50% de agua y un núcleo rocoso.

Nos encontramos ante uno de los grandes misterios de la planetología y las suposiciones se disparan. Algunas hipótesis sugieren incluso la existencia de un océano supercaliente situado a 8.000 km de profundidad.

LEER  Obra divina

Por su parte, el interior de Titán puede estar compuesto en parte por hielo a diferentes presiones y una capa de agua líquida. Y sin embargo, en nuestra barriada espacial, el vecino que se lleva la palma es, sin duda, Marte.

Hace millones de años, el seco y árido Planeta Rojo fue un lugar muy diferente al que conocemos hoy. No sólo era más cálido y su atmósfera más densa, sino que el agua corría por su superficie. Por el Ares Vallis llegó a circular la friolera de 1.000 millones de metros cúbicos por segundo, una cantidad que deja en nada los 300.000 del Amazonas o los imponentes 60 millones de la gran catarata que se formó al abrirse el estrecho de Gibraltar y que rellenó lo que hoy es el Mediterráneo después de que este se secara hace 5,5 millones de años.

LEER  Casos famosos del Triángulo de las Bermudas

Algunos planetólogos creen incluso que en Marte hubo un gran océano. Con 65 millones de metros cúbicos y 1.700 metros de profundidad media, el supuesto Oceanus Borealis pudo cubrir las llanuras del tercio norte del planeta y coexistir con un inmenso Polo Sur.

Fecha de publicación 2008-07-07 13:22:00.

Actualizado el 11-09-2017 01:07:44
Por Neipol
Categoría: misterios
Etiquetas: , ,

Deja un comentario