Inicio

Porqué sentimos miedo


El miedo es, en principio, un temor racional y en cierto sentido, permite la evolución.
Su función es “avisar” cuando una situación es peligrosa; no obstante, si se transforma en un temor recurrente debido a situaciones que no son tan objetivas, deja de ser beneficioso.

Los motivos más frecuentes que producen la sensación de riesgo son la incertidumbre, la inseguridad y la vulnerabilidad. Pero además de los factores externos hay otras variables internas que están seriamente involucradas.

sentir-miedoExiste un listado de los compuestos principales que según las teorías en vigencia son indispensables para que se desencadene el miedo, y es el siguiente:

– Las experiencias negativas similares
Llámese suerte o azar, hay personas que tienen en su haber más vivencias malas que de las otras. Nadie puede decir por qué, pero las investigaciones demuestran que no necesariamente las malas experiencias desembocan en miedos.

LEER  Cuando volar produce pánico

– La personalidad y el temperamento
Algunos son más susceptibles debido a la manera de ser y hasta hace un tiempo, el sexo también marcaba una diferencia importante.

– La familia
No siempre son realidades propias las que generan el miedo, sino que las vivencias familiares anteriores y / o actuales, ayudan a crear la atmósfera de incertidumbre e inseguridad.

– La fantasía
Siempre hay un oponente de la razón y la fantasía es uno muy fuerte. El pensamiento sin justificativo más válido que la posibilidad remota de que algo ocurra puede transformarse en una cruel irrealidad difícil de dominar.

– Las preocupaciones
Una preocupación conduce a la siguiente y cuando ésta comienza su trabajo es difícil que encuentre obstáculos. La resultante: una mente tendiente a la obsesión. Cuando este ciclo de preocupación se intensifica y persiste se pierde la línea entre lo real y la fantasía.

LEER  Niños Felices y Sanos

– El pensamiento tóxico
El poder de las ideas negativas neutralizan cualquier chance de superar el miedo. Sin embargo, la finalidad no es desconocer la existencia de robos por ejemplo, sino determinar la posibilidad concreta de ser la víctima de un asaltante en este caso. Los pensamientos positivos en las situaciones límite, no sirven de barrera de contención, pero sí actuarán como un salvavidas mental contra la impotencia y la frustración posterior.

– La adrenalina
Es una sustancia neuroquímica que moviliza al organismo ante una emergencia real o imaginaria siempre presente y que desencadena la producción de adrenalina. Algunos opinan que puede haber un condicionamiento al temor, es decir, un proceso por el cual algo que no es amenazante se convierte en algo temido al quedar asociado mentalmente con un objeto o situación atemorizante.

Fecha de publicación 2014-04-04 14:34:57.

Actualizado el 30-11-2017 17:33:51
Por Neipol
Categoría: miedo

Deja un comentario