Inicio

Cómo saber la antigüedad de un vestigio


El método del carbono 14 es el más usado para datar restos arqueológicos orgánicos.

Se basa en la idea de que el isótopo C14, que se mantiene constante en todos los seres vivos, es radiactivo, es decir que se va descomponiendo y transformando en nitrógeno cuando la vida cesa.
Como sabemos a qué velocidad lo hace, viendo la cantidad remanente de C14 en un vestigio orgánico -humano, animal o planta- podemos calcular el tiempo transcurrido desde que murió. Es muy eficaz con restos de antigüedad inferior a 50.000 años.

Para datar rocas u objetos más antiguos se suele recurrir al método del potasio-argón, que vale para antigüedades de entre 50.000 y 5 millones de años.
Se basa en que el potasio presente en las rocas y lavas volcánicas se convierte en argón mediante un proceso natural radioactivo. Como su velocidad de desintegración es conocida, si medimos la cantidad de argón presente en un resto fósil podemos saber su edad.

LEER  Ronquidos Mi esposo ronca! Qué hago?

A partir de este método, los científicos han perfeccionado otro aún más preciso cuando se trata de calcular la edad de objetos de hasta varios cientos de millones de años de antigüedad. Se trata del sistema argón-argón, por el cual se toma la muestra a analizar y se irradia dentro de un reactor nuclear para convertir parte del argón en un isótopo diferente de ese gas.

Fecha de publicación 2009-10-03 02:00:00.

Actualizado el 04-02-2018 12:22:14
Por Neipol
Categoría: método

Deja un comentario