Inicio

Magos – secretos y misterios


Quién es un mago? Cómo desarrolla un mago su poder? Se nace mago? Los videntes son magos? Estas y tantas otras interrogantes, son muy usuales a la hora de oír la palabra “mago” y ien de hablar a lo que a ellos refiere. Respuestas a estas tantas preguntas te detallaremos aquí.

Primero que nada, debemos saber que los magos no nacen como tales, sino que se “hacen” y su poder se construye poco a poco a través de la práctica de las tres fuerzas básicas que rigen la vida: la voluntad, el amor y la sabiduría. Quien domine estas tres fuentes de energía será un gran mago. El hecho de que un mago se realice, presupone que el mismo debe aprender a serlo y que debe seguir el camino de la vida que a elegido: el de ser mago, que no es un trabajo ni un mero entendimiento, ni mucho menos una disciplina para charlatanes u oportunistas.

La magia es un arte y el mago, un artista que debe aprender a serlo, por lo tanto, ni los videntes ni los curanderos on magos. Al igual que en otras disciplinas, estar bien dotado por la naturaleza no presupone saber nada de antemano. La sabiduría se adquiere, se gana luego de mucha práctica y entrega personal.

LEER  Leds de alta performance

Para dominar las fuerzas de la naturaleza y auqella propiamente humanas, el mago tiene ante todo, que conectarse con esas fuerzase incorporarlas a sí mismo y luego, aprender a aplicarlas en rituales concretos. Básicamente, este aprendizaje consiste en el dominio del poder de la voluntad, del amor y de la sabiduría.

Dominar la voluntad presupone desarrollar una personalidad sensitiva pero a su vez equilibrada, así como aprender a dominar los poderes mentales. Esto se consigue practicando de forma diaria, progresiva y continuada, ejercicios tales como la meditación, la concentración y la visualización. Para ese aprendizaje, siempre se parte de objetos concretos y sencillos, para ir avanzando de forma paulatina hacia el dominio de otros objetosmás complejos hasta llegar al control de las energías naturales y espirituales.

Como dijimos, el mago debe controlar, además de su voluntad, el poder del amor. Este es fundamental porque es la energía más alta que corresponde al género humano. Quien domine el poder del amor tendrá fuerza sobre las energías oscuras y podrá variarlas, por ejemplo, esto supone que el mago pueda sanar una enfermedad fíica, mental o espiritual, así como infundir su energía benéfica para que los rituales que lleve a cabo resulten exitosos. El amor es la fuerza positiva por excelencia y dominarla es controlar el verdadero poder que rige nuestra vida.

LEER  La fuerza de la luz y los magnetos

Toda vez que el mago, luego de mucho tiempo dedicado al desarrollo de las dos fuerzas anteriores, ya domina la fuerza de la voluntad y del amor, tiene que saber aplicarlas con sabiduría y prudencia. Esto significa muchas cosas diferentes a distintos niveles. Entre otros, implica el conocimiento de las leyes naturales de la magia blanca, el poder de cada elemento (agua, aire, fuego y tierra), así como de los objetos y sustancias que caen bajo su dominio (gemas, plantas, etc.). Pero por sobre todo, el poder de la sabiduría consiste en que el mago sepa contactar con las fuerzas superiores que guían el universo, y aplicarlas de un modo positivo, prudente y adecuado en cada caso o ritual concreto.

Fecha de publicación 2008-03-23 20:21:00.

Actualizado el 31-07-2017 09:06:13
Por Neipol
Categoría: energía, hechizos, magia

Deja un comentario