Inicio

Ayudantes Mágicos


Partiendo de la base de los cuatro elementos que forman al ser humano; Aire, Fuego, Agua y Tierra; al entrar en contacto más intenso con los mismos, se logra que esos “ayudantes mágicos” se presten al servicio de uno para lograr todos los deseos.Estos cuatro elementos se encuentran en el cuerpo humano, en los siguientes espacios. El Aire está en los lugares internos, pulmones y oxígeno de la sangre. El fuego se encuentra en la combustión interna que produce calorías, temperatura corporal y movimiento. En cuanto al agua, podemos decir que son los fluidos del cuerpo mismo: sangre, saliva y orina. Y por último la Tierra, en aquello que el ser humano incorpora en forma de alimentos, ya sea de origen vegetal o animal, el cuerpo material, los metales del cuerpo, entre otros.

LEER  La PC dice si Sos Linda o Fea

El objetivo del mago es dominar por completo el entorno que lo rodea y controlar eventos a distancia. Es por esta razón que estudia cómo actúan estos cuatro elementos de la naturaleza dentro de sí mismo y desarrolla técnica para lograr una armonía entre ellos mismos a la vez que los domina.

En el momento que se encuentra en pleno control de sí mismo, sin miedos, fobias o angustias, podrá invocar a distintos seres elementales para que les presten su ayuda. De aquí, los “ayudantes mágicos”.

El ritual para llevar a cabo esta práctica es muy simple e inofensivo, que verdaderamente puede ser realizada por cualquier persona. Solo se trata de planificar un contacto armónico con el elemental al que se pretende recurrir.

LEER  El hada de Géminis

Estos son los seres elementales a los que se les puede pedir ayuda:

Los silfos: son los elementales que corresponden al elemento Aire.

Los duendes y hadas: los seres elementales correspondientes al elemento Tierra.

Las ondinas, sirenas y nereidas: se relacionan con el Agua.

Las salamandras: seres pertenecientes al elemento Fuego.

Fecha de publicación 2008-01-27 15:06:00.

Actualizado el 04-12-2017 03:42:01
Por Neipol
Categoría: hadas, magia

Deja un comentario