Inicio

El microchip o la inteligencia artificial


La robótica de hace dos o tres décadas se limitaba al cuerpo mecánico del aparato. En la actualidad, un nuevo invento ha revolucionado la dirección hacia la cual se dirigían las investigaciones, ocupándose esencialmente del cerebro pensante de la máquina.

Un pequeñísimo invento llamado “chip”, fabricado a base de silicio y equivalente a una pequeña parte del cerebro humano, es la clave de todo. Una minúscula parte de inteligencia artificial reproduce esquemas mentales humanos, así como los mecanismos mediante los cuales se manifiesta y construye su red.

A base de combinar varios de estos microchips se puede crear una inteligencia artificial, un cerebro con miles de datos y una información suficiente como para ganar muchísimo tiempo en la búsqueda o en la investigación. El hombre de la calle ya dispone de uno o más ordenadores personales, auténticas terminales de datos mediante las cuales puede comunicarse con todo el mundo, escribir, leer, transmitir, comprar, vender y todo un sinfín de servicios diversos.

LEER  Estimule su cerebro

Pero al margen de la introducción de la inteligencia artificial en la vida diaria del ser humano, asistimos a esa carrera aparentemente desenfrenada hacia un horizonte que parece no tener límites. La realidad ha superado todas las expectativas y las novelas futuristas, tanto las de Julio Verne como las de Isaac Asimov, han quedado desfasadas.

Fecha de publicación 2008-08-18 20:19:00.

Actualizado el 12-11-2017 18:33:06
Por Neipol
Categoría: cerebro, inteligencia

Deja un comentario