Inicio

Desarrollo mental – La clave del bienestar


El área de la cabeza es la más sagrada de todo el cuerpo. A ella se asocia siempre el conocimiento y la inteligencia. También es fiel representación del estado anímico en el que te encuentras en un momento o una etapa de tu vida. Su aspecto cuidado, revela tus sensaciones y tu actitud personal frente a los demás. Debes cuidarla bien para si quieres causar una buena impresión.

Toda la mitología y el culto sobre ella proviene de culturas antiquísimas que le rendían culto. Seguramente has oído hablar de las cabezas gigantes de la isla de Pascua o de ritos ancestrales como los de las tribus africanas, que reducían los cráneos de sus víctimas por medio de complicados procesos, en los que no faltaba el elemento mágico. A través del cine se ha hecho conocida la costumbre india de arrancar la cabellera del vencido como símbolo de triunfo.

Y tradicionalmente, el trofeo que se exhibe es la cabeza de la pieza cobrada. Es posible que hayas visto alguno porque son habituales en lugares de caza. En casi todos los idiomas se utiliza el término cabeza cuando se quiere designar a alguien que está por encima del resto, en una organización o una competición, por ejemplo.

LEER  Qué es la hipnosis?

En medicina, es una de las zonas del cuerpo donde se concentran más puntos energéticos. Desde ahí se puede dar solución a problemas que afectan a otras partes del organismo. Pero cada uno de los elementos que se sitúan en la cabeza tiene sus características propias.

Ojos, dientes, cabello, orejas… Podemos considéralos uno a uno, tanto en el área de la medicina como en la simbología que llevan asociada. En la religión cristiana, los santos han sido representados con una aureola dorada en torno a su cabeza.

De ella, en combinación con las manos, emanan las energías con poderes de curación. La pranoterapia, es la práctica curativa que desarrolla esta facultad. La persona que pone en práctica esta técnica, sobre sí misma o especialmente, sobre otros, lo hace por la imposición de manos y la concentración.

El paciente puede ser tratado en las distintas zonas de la cabeza. Si te enfrentas a un problema de migraña puedes aliviarlo de una forma sencilla. Antes de cualquier tratamiento es necesario que te sientas relajado y que evites pensamientos negativos o que te produzcan tensión.

LEER  Loro Yako imitador super inteligente!

Una vez consigas este estado, coloca la mano derecha a la altura del pecho. La izquierda debes situarla sobre la cabeza, a la altura de la coronilla. En ningún caso debes tocar estos puntos, sino mantener una distancia de unos centímetros. Mantente así, concentrándote en la transmisión de energía positiva y moviendo las manos de forma vertical.

Después coloc dos manos a la vez, sobre cada punto dibujando pequeños círculos sobre ellos. Imagina que tu cabeza está hecha de metal y que está oxidado y corroído. Trata de limpiarlo a fondo, rascando con un cepillo, hasta que quede reluciente. Hazlo al menos dos veces al día. ¿Cuántas veces has tenido ataques de hipo inoportunos y molestos.?

Soluciónalos poniendo la mano izquierda sobre la parte alta de la cabeza. Al mismo tiempo presiona la zona baja del pecho. Después coloca la mano derecha en la boca del estómago y la izquierda en el pecho y haz círculos muy lentamente. En dolores cervicales y tortícolis pon las manos abiertas y estiradas a unos centímetros de la zona afectada y muévelas de forma vertical y en círculo.
Repítelo colocando las manos en sentido contrario.

Fecha de publicación 2008-09-04 19:21:00.

Actualizado el 10-09-2017 20:00:16
Por Neipol

Deja un comentario