Inicio

Qué es la osteoporosis


La sustancia intercelular, fundamentalmente del tejido óseo, de naturaleza proteica, está impregnada de sales cálcicas. A ello deben los huesos su solidéz. En circunstancias de normalidad, esta sustancia proteica está completamente saturada de sales cítricas, de tal forma que podemos decir que en el hueso normal “no cabe” más calcio.

Tanto en la osteoporosis como en la osteomalacia, la cantidad total de calcio existente en los huesos está por debajo de la normal. Pero el mecanismo que produce este déficit es diferente en ambos síndromes.

En la osteoporosis existe una disminución de la sustancia proteica fundamentalmente del hueso. Las trabéculas óseas están normalmente impregnadas de sales cálcicas, pero son más delgadas. La disminución de la cantidad de calcio del hueso es debida a la disminución de la sustancia fundamental que lo retiene. En el hueso osteopórtico, como en el hueso normal, no cabe más calcio; pero en aquel, la cantidad total de calcio se halla disminuida, por ser inferior al normal el volumen del tejido óseo.

LEER  Drenaje linfático manual: automasajes

Exteriormente los huesos osteoporóticos suelen ser de morfología normal, pero dada la delgadéz de sus trabéculas constitutivas, son muy frágiles. Las consecuencias más importantes de la osteoporosis son las fracturas espontáneas o causadas por traumatismos mínimos, y las deformaciones y aplanamientos de las vértebras.

La tendencia fracturas de los ancianos, especialmente del cuello del fémur, y las disminuciones de estatura, con aparición de cifosis, que se observan en los mismos, son debidas a osteosporosis (osteosporosis senil).

Otra causa de osteoporosis es la que se observa en el varón hipogonadal. La hormona sexual masculina es indispensable en la formación de la sustancia proteica fundamental del hueso. La falta de secreción de esta hormona, por castración o por enfermedad de los testículos, conduce a graves osteosporosis.

LEER  Fobias y trastornos

También dan lugar a osteoporosis los excesos de hormonas cortisónicas. Estas hormonas tienen, en el hueso, una acción contraria a la de los andrógenos (hormonas sexuales masculinas): empobrecen el hueso de sustancia proteica. Existe una hiperproducción de sustancias hormonales de acción cortisónica por parte de las suprarrenales en el síndrome de Cushing. También pueden aparecer osteoporosis importantes, con fracturas a mínimos traumatismos, en sujetos a los que, por padecer asma bronquial, artritis reumatoide, etc., se les administran fármacos cortisónicos en excesiva cantidad y durante tiempo demasiado prolongado. Dado este peligro, el tratamiento con estos medicamentos debe ser siempre controlado por el médico.

Fecha de publicación 2015-08-09 13:01:23.

Actualizado el 01-08-2017 14:09:47
Por Neipol
Etiquetas: ,

Deja un comentario