Inicio

Embarazo – Cambios en el Cuerpo de la Mujer


Todas las modificaciones que se generan en el cuerpo de la mujer durante el embarazo, son debidas a la influencia de las hormonas.

En los genitales, el útero es el cual sufre mayor cantidad de modificaciones. Su volumen se quintuplica pasando de los 30 o 40 gramos de peso habitual, a 1 200 o 1 500 gramos. Al final del tercer mes se aprecia, por palpación del vientre, que sobresale por encima del hueso púbico, y en el quinto mes ya alcanza el ombligo. Los ovarios mantienen durante toda la gestación el cuerpo amarillo, resto, como ya se sabe, de la antigua cavidad que contenía el óvulo y después zona productora de hormonas. La vagina y la vulva están más vascularizadas, adquiriendo muchas veces una coloración azulada por la presencia de venas e incluso de dilataciones varicosas, y se observa un aumento de sus secreciones o flujo que, en principio, puede considerarse normal.

Las mamas aumentan de tamaño. Existe en ellas una tensión o turgencia que muchas veces suele ser un signo precoz de embarazo. El pezón está cada vez más pigmentado y es más eréctil, rodeado de una aureola extensa y oscura. En las últimas semanas, suele segregarse un líquido más o menos opaco, llamado calostro, que es muy útil para la nutrición de los primeros días del recién nacido.

LEER  Qué son los embarazos anormales? Partos prematuros

Las paredes abdominales sufren una distensión progresiva, y por embarazos repetidos o por un embarazo de volumen exagerado, se produce un fallo de los músculos abdominales y la aparición, después del parto, del vientre péndulo y de estrías que son consecuencia de la rotura de las fibras de esta pared.

El resto del cuerpo sufre igualmente las consecuencias del embarazo. El peso suele aumentar unos 10 kilogramos durante los nueve meses, con un ritmo de 1 a 2 kilogramos cada mes a partir delo cuarto. Mayores aumentos pueden indicar retención de grasas y agua, con los siguientes peligros, que es preciso evitar.

Al final del embarazo el corazón aumenta ligeramente de tamaño y puede dar lugar a palpitaciones o soplos, sin trascendencia, y que desaparecen después del parto, pues no se trata de ninguna lesión, sino de un estado transitorio. También pueden aparecer cambios en la voz y aumento del consumo de oxígeno.

LEER  Para que sirve la criocirugia

El aparato digestivo también está alterado. Es frecuente la falta de apetito en los primeros meses y su aumento más tarde. También aparecen náuseas, vómitos y estreñimiento. Las encías sangran fácilmente. La digestión y en general todo el intestino, tienen una función retardada. Aumenta la excreción de orina al estar las vías urinarias dilatadas, lo cual favorece la aparición de infecciones en este aparato y deja como secuela muchas veces, después del parto, incontinencia de orina y cistocele, o sea, la vejiga urinaria dilatada y caída. Es de observación corriente el aumento de pigmentación en la piel, especialmente en la frente, mejillas y nariz, lo que constituye la máscara o cloasma gravídico. También se pigmentan los genitales, las aréolas y la línea blanca del abdomen, que se convierte en morena. Finalmente el psiquismo no varía con el embarazo, y si lo hace, es sólo levemente, aumentando la irritabilidad, la tendencia la sueño, la inestabilidad, los cuadros depresivos graves son siempre cuadros preexistentes que el embarazo pone de manifiesto.

Fecha de publicación 2007-12-27 13:41:00.

   
Tags: abdomen pendulo embarazo abdomen pendulo embarazo causas abdomen pendulo en el embarazo el utero pendula durante el embarazo
Actualizado el 29-09-2017 16:45:28
Por Neipol
Categoría: Embarazo, hormonas, útero, vagina

Deja un comentario