Inicio

La energía negativa de los maleficios


En cada maleficio existe una gran dosis de fuerza negativa y un deseo de romper tu estabilidad sentimental. También hay un elemento material, el objeto a través del cual las malas artes de terceros acceden a tu persona.Hay muchas maneras de hacer daño, algunas más fuertes que otras. El mal de ojo es una de las versiones más suaves del maleficio, pero existen muchos casos en que el daño se efectúa a través de un objeto.

Es posible que, en este caso, alguien te haya hecho algún regalo a través del cual estás recibiendo toda esa energía negativa. Esto es una simple cuestión de magnetismo; es decir, que la persona que te desea algo malo ha traspasado su fuerza al objeto que tienes en tu poder.

LEER  Ejercicios de fitness

Pero también puede existir la magnetización involuntaria. En estos casos, la persona que te hace daño no es consciente de ello y sus malas vibraciones te perjudicarán igualmente. Existen varios métodos para neutralizar la negatividad de un objeto, para lo cual debes averiguar, antes que nada, si has recibido últimamente algún regalo. Probablemente ese sea el vehículo del mal del que estás siendo objeto.

Si no has podido deshacerte de él, existen unos trucos para neutralizar el mal. Uno de ellos consiste en meter el regalo en agua helada durante cinco minutos y luego dejar que se seque al sol. Otro sistema es el de pasarlo sobre humo de incienso tres veces diarias, durante tres días.

LEER  Entrenamiento autógeno: Autorrelajación

También puedes poner un poco de agua en un recipiente, y cuando se ponga el sol, tras haberte relajado convenientemente, visualiza una luz y proyéctala hacia la superficie del agua. Esta luz debe ser plateada y dorada, sucesivamente; mientras lo hagas, repite en voz alta tres veces: “Con este agua yo limpiaré cuerpo y espíritu”.

Fecha de publicación 2008-08-18 20:50:00.

Actualizado el 25-07-2017 09:05:35
Por Neipol

Deja un comentario