Inicio

Qué es el colesterol y cómo reducirlo


La sangre tiene dos tipos de colesterol. Uno de esos tipos es el LDL, frecuentemente denominado como “colesterol malo”.

que es el colesterolEl otro tipo de colesterol es el HDL, también llamado “colesterol bueno”. Este último ayuda a prevenir enfermedades del corazón y a eliminar el “colesterol malo” del cuerpo. El LDL en cambio, deja que la grasa se acumule dentro de los vasos sanguíneos.

Si alguien tiene mucho LDL, corre más riesgo de padecer enfermedades del corazón. Por lo tanto, es bueno tener el HDL alto y el LDL bajo. Si el nivel de HDL está entre 40 o más, está a un nivel saludable. Si está en menos de 40, no lo está.


Es necesario tener presente que el organismo produce todo el colesterol que necesita para estar saludable.
El mismo llega al organismo con los alimentos de alto contenido de grasas saturadas (leche entera, manteca, quesos crema, grasa de cerdo, manteca vegetal, carnes grasas, fiambres, embutidos); y el colesterol (yema de huevo, vísceras: hígado, sesos, riñones). Hay que limitar el consumo de estos alimentos ya que con los años el colesterol acumulado puede obstruir las arterias.

Es necesario mantener el colesterol a menos de 200. si alguien tiene el colesterol entre 200 y 239, está en riesgo y es necesario que de forma urgente haga cambios en la alimentación, disminuyendo el consumo de grasas saturadas y colesterol. Para ésto, deberá aumentar el consumo de frutas, verduras y granos, así como la actividad física. Si los víveles de colesterol están en más de 240, la persona tiene un alto riesgo cardíaco y debe consultar a su médico en forma inmediata.

LEER  Peligros de los fumadores pasivos

como reducir el colesterolPara reducir o mantener el nivel de colesterol en sangre normal, de debe eliminar lo más posible, el uso de grasas de origen animal: la fuente más alta y rica en grasas saturadas. En tal caso, se deberá elegir pescado, que es rico en grasa desaturadas (omega 3). También deberá aumentar el consumo de fibra añadiendo a la dieta panes, galletas y arroz integrales. Deberá además desayunar un tazón de cereal rico en fibra, preferiblemente avena; y aumentar el consumo de legumbres secas tales como lentejas, porotos de soja, habas, garbanzos, que pueden ser agregados en ensaladas, sopas y guisos. Es conveniente agregar salvado de avena en las comidas como guisos, para espesar y como elemento de unión o en la mezcla para panqueques.

Hay que usar leche descremada y evitar la cafeína, así como consumir un máximo de dos tazas de café al día y reducir el consumo de refrescos cola, chocolate y té. Es importante incluir cinco porciones de frutas (con cáscara cuando sea posible) o vegetales al día. Durante la preparación de carnes, hay que intentar eliminar toda la grasa visible, y al pollo quitarle la piel antes de cocinarlo.
Es recomendable además, incluir proteína de soja en la alimentación como parte de una dieta baja en gr4asas y colesterol. Puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y es suficiente con 25 grs. al día.

LEER  Gases, cómo prevenirlos en chicos

Es importante el consumo de frutos secos por su aporte de grasas poli instauradas. Se debe reducir las calorías sirviendo porciones más pequeñas y en platos más pequeños, que parezcan llenos. No picar alimentos a deshora o por placer, ni servirse en exceso. Hay que comer despacio y reducir el consumo de bebidas alcohólicas. No se debe comprar productos sin valor nutricional por tentación y menos procurar llevarlos al hogar.

Hay que saber que los cambios en el colesterol inducidos por la dieta se inician 3 o 4 semanas y permanecen estables mientras se siga la dieta. Se debe controlar que los hijos no abusen de la golosinas, fast food, y bollería industrial. Hay que enseñarlos a consumir frutas en sus meriendas escolares. No se trata de prohibir, sino de educar en una alimentación sana y equilibrada que les ayudará a convertirse en adultos sanos.

Fecha de publicación 2015-09-07 18:12:54.

Actualizado el 30-06-2016 17:18:46
Por Francesca Neipol
Categoría: Alimentación, grasas

Deja un comentario