Inicio

Celos entre hermanos – Como evitarlos?


No sólo para el príncipe destronado es desconcertante la nueva situación, también lo es para mamá y papá. Pasar de ser tres a ser cuatro no sólo es una cuestión de cantidad: los papis tendrán que ir comprendiendo que la llegada de otro hijo no solamente altera rutinas y espacios sino que él trae una serie de necesidades y deseos que habrá que compatibilizar con, los de la familia y con los del primogénito.

Reestructurar espacios afectivos dentro de cada uno de los padres permitirá que el primero y el segundo hijo encuentren cuál es su lugar dentro y fuera de la familia. Dar a cada uno lo que necesite en el momento justo, comprender qué les sucede, poder traducir sus deseos, descifrar sus miedos y fantasmas es una de las tareas más complejas del oficio de padres. Poder ofrecerle a cada cual lo adecuado es un aprendizaje que los hijos nos piden que hagamos en forma permanente.

LEER  El ambiente prenatal

Fecha de publicación 2008-11-27 12:32:00.

Actualizado el 05-11-2017 01:20:51
Por Neipol
Categoría: familia

Deja un comentario