Inicio

Hemorragia nasal


Más allá del susto o la preocupación que causa la hemorragia nasal, no siempre involucra a una enfermedad o alteración de gravedad; en contadas ocasiones se pierde gran cantidad de sangre por la nariz y asusta aún más cuando se desconoce la causa de la hemorragia.

Sin embargo, aunque el sangrado sea mínimo, la sensación es siempre la misma: perder mucho volumen de sangre. Por ello, los afectados apelan técnicas antiguas que demostraron ser ineficaces a otras más contemporáneas que tampoco son útiles y que muchas veces, pueden acarrear daños en las fosas nasales.

En la antigüedad, los médicos daban fundamental importancia de la pérdida de sangre por la nariz y la consideraban el preludio de fiebres agudas o como un pronóstico fatal en algunas enfermedades crónicas.

LEER  Enfermedad de la hipocondría

En la actualidad, la hemorragia nasal esporádica como consecuencia de un estornudo, no es tenida muy en cuenta por la persona que la padece y el porcentaje de visitas al consultorio por esta razón son mínimas.

A diferencia de otras lesiones donde los síntomas son sumamente identificables, el sangrado nasal aparece como una visita inesperada, siendo muy frecuente en la infancia y en la tercera edad.

Habitualmente aparece de manera repentina sin advertencias. No obstante, hay circunstancias médicas que pueden desembocar en una hemorragia nasal en la que, debido a su duración, se crea el ambiente propicio para generar una serie de síntomas que de otra manera existirían: sed ardiente, vértigos, zumbidos de oídos y pulso rápido. Todas estas instancias son dignas en la actualidad, de una consulta médica, así como si se desarrolla durante el período menstrual, para consultar la técnica más conveniente a utilizar; o bien para saber, de acuerdo a el organismo de cada uno, qué medicamentos son los adecuados en estos casos, más aún si la persona que lo padece es alérgico, entre otras.

LEER  EI crecimiento puede producir molestias?

Fecha de publicación 2008-04-30 21:05:00.

Actualizado el 06-02-2018 19:09:49
Por Neipol
Categoría: Enfermedades, síntomas

Deja un comentario