Inicio

Como curar el pie de atleta


El pie de atleta es una infección causada por hongos, es contagiosa y puede desarrollarse y expandirse por la piel humana, el lugar más habitual en la que aparecen estos hongos es en los pies.

Un pie sudoroso, calcetines húmedos, pies mal secados después de la pileta o la ducha, andar descalzo por el vestuario o un baño público, son todas posibles causas para contraer este molesto hongo y tener un pie de atleta.

pies-sanosNo siempre aparece de la misma forma, muchas veces el pie de atleta se manifiesta con descamaciones o pequeñas fisuras en la piel entre los dedos del pie.

También puede manifestarse como sequedad y/o irritación en la piel del pie, depende el grado de la “herida” en la piel causada por este hongo puede haber más o menos picazón, en algunos casos que llega a ampollarse la piel, la picazón puede ser muy fuerte.

LEER  La respiración artificial en caso de accidente

Siempre trata de tratar estos hongos lo más rápido posible, ya que si la herida llega a este punto, la piel está muy propensa a infectarse por otro tipo de bacterias y puedes contraer cualquier tipo de virus.

Siempre consulta a tu dermatólogo lo antes posible a fin de solucionar el problema eficientemente y prevenir cualquier otro tipo de inconvenientes.

Cómo evitar contraer el hongo del pie de atleta:

– Lava a diario tus pies, y sécalos muy bien, sobre todo entre los dedos.
– Utiliza siempre una alfombra de ducha, en caso de ducharte en un vestuario o baño público siempre usa calzado en la ducha y no olvides secar bien tus pies.
– Si se te mojan o humedecen los pies mientras estás calzado, cambia lo antes posible de calcetines y calzado.
– Si hace calor y tienes la posibilidad, utiliza calzados abiertos como chancletas, si no puedes hacerlo, trata de usar un calzado que no apriete mucho los pies.
– Pon un poco de talco en tus calzados antes de usarlos.

LEER  Cómo recuperarse de un ataque al hígado?

Fecha de publicación 2015-03-20 11:53:15.

Actualizado el 09-07-2017 08:53:31
Por Neipol
Categoría: Enfermedades
Etiquetas: , , ,

Deja un comentario