Inicio

Lluvia cósmica – Escombros subatómicos


A la hora de definir para los profanos qué es un rayo cósmico, Etchegoyen recurre a un símil deportivo: “Imagine un tenista lanzando partículas subatómicas por todo el universo.

Miles de ellas bombardean cada metro cuadrado de la superficie terrestre a velocidades cercanas a la de la luz”. Este tipo de partículas, según Etchegoyen, es el más abundante -alrededor de cien atraviesan nuestro cuerpo cada segundo-, pero a veces el tenista saca con más vigor y “sirve unos núcleos de elementos más pesados, como el hierro, a energías inimaginables, que aterrizan sobre nuestro planeta a razón de una por kilómetro cuadrado cada semana, y otras aún más rápidas y escasas, que llueven una vez por siglo”.

LEER  Cristales - Energía personalizada

Estas, al penetrar en la atmósfera, colisionan contr moléculas de aire y se rompen en un aluvión de partículas secundarias, lo que se denomina “lluvia cósmica”; algunas han generado miles de millones de ellas.

“Los escombros subatómicos se estrellan a su vez contra otras, creando así más ramas. Para cuando toca tierra, la lluvia está formada por miles de millones de fotones, electrones, muones y otras partículas con carga eléctrica. Aunque los rayos de energías baja y moderada están bien estudiados, los de energía ultra-alta siguen siendo un misterio”.

Fecha de publicación 2008-08-06 13:44:00.

Actualizado el 19-08-2017 00:41:40
Por Neipol
Categoría: energía

Deja un comentario