Inicio

Liberarse de la negatividad


Todos sabemos que a lo largo de nuestras vidas debemos enfrentar muchos problemas de diferente índole. Ninguno sabe el gran misterio de la felicidad, ni tiene la solución para que en un abrir y cerrar de ojos los problemas desaparezcan. Cada quien debe aprender a superarlos a su menare por medio de la experiencia y la incrementación de la energía espiritual a través de ella. Sin embargo existe una regla esencial para vivir en plena felicidad y poder sobrellevar los problemas mucho mejor: “mirar el vaso lleno y nunca el vaso vacío”.

Frecuentemente, deseamos tener una vida sin problemas, sin molestia, sin desilusiones y con mucho afecto. Sería ideal vivir únicamente rodeados de comprensión, tolerancia, respeto, y amor por uno mismo y por lo demás. Pero ese mundo no existe, y este mundo está lleno de conflictos para aprender a superarlos y sacar de ellos las respectivas enseñanzas. Muchas veces, se tornan cada vez más difíciles esos problemas o situaciones, al punto de convertirse en situaciones límites. Y es aquí cuando creemos que si no los solucionamos pronto ya no podremos revertir esta negatividad acumulada. Es como una nube negra que se apodera de nuestro ser, y que se exterioriza, así sea por medio del cuerpo como del alma.

La única solución es descubrir por nosotros mismos la respuesta para salir de esta negatividad que nos está envolviendo y que no permite que veamos la luz del sol.

LEER  Feng Shui: La puerta principal de la casa

El primer paso es convencerse de que se puede lidiar con los conflictos, estar dispuestos a minimizar su importancia, es decir, no hacer de cada problema el hilo conductor o el tema recurrente de nuestra vida. Además hay que estar dispuesto a investigar y a ver desde afuera la situación, con la meta de que la objetividad permita comprender el problema y encontrar soluciones efectivas. Pero principalmente no debemos culpar a otros por nuestras dificultades. Con sólo aceptar que somos responsables de lo que pasa, podremos empezar a diluir nuestros problemas.

Ante los conflictos debemos:
Trabajar el autoconocimiento y tomar conciencia de las propias carencias, actitudes y potencialidades de resolución que tenemos ante los inconvenientes.
Tratar de mejorar, en vez de hacer problema o señalar el error a nuestros semejantes. Lo que vemos en ellos es muchas veces nuestros errores y limitaciones.
Cualquier situación que nos afecte es una ocasión para mirar hacia nuestro interior y no una oportunidad para la reacción negativa.
No se trata de eliminar el sentimiento negativo, sino de elevarlo. Es decir, de encender una luz en medio de una habitación a oscuras. Ella nos guiará y así, podremos hallar mejor el camino a seguir para llegar a donde queremos hacerlo.

LEER  La Energía nuclear y La Fusión en Frío

Fecha de publicación 2007-12-10 21:01:00.

Actualizado el 07-11-2017 19:21:51
Por Neipol
Categoría: energía
Etiquetas: ,

1 Comentario

Deja un comentario