Inicio

Cómo tener energía positiva en el trabajo


Cuando alguien pone muchas energías en su ocupación e impulsa su empresa o profesión hacia el éxito, suele decirse de él que “su trabajo es su vida”, esto es trabajar positivamente.

trabajar-postivamenteLa frase se refiere al tiempo que esa persona le dedica a su trabajo, también alude a un significado más profundo: si el trabajo nos ocupa la mitad del tiempo de nuestra vida y la otra mitad depende en gran medida de nuestro éxito en el mismo, el trabajo es nuestra vida.

Si a nuestro trabajo no le damos el lugar que merece, la pasamos mal en el mismo o le restamos importancia, estamos haciendo todo eso con nuestra vida misma.

Claro que en la mayoría de las relaciones laborales, el funcionamiento del trabajo no depende en forma directa del trabajador. En este sentido, alguien puede plantearse: “¿Qué puedo hacer yo para modificar mi situación dentro de esta enorme compañía (o fábrica o edificio en construcción o lo que fuere)?”.

Sin embargo, sólo los occidentales pensamos que lo pequeño no incide en lo grande.
Los orientales, en especial los chinos, dicen que, como todo forma parte de la misma energía universal o C’hi, lo que haga la más pequeña de las partes impulsa alguna clase de modificación en el todo.

Por lo tanto, desde lo individual y aplicando técnicas efectivas, usted puede modificar para bien sus condiciones de trabajo y buscar un progreso cierto. Para ello, preparamos estas exclusivas técnicas heliomagnéticas.

Carga heliotérmica de imanes.
En estas técnicas combinaremos dos poderosas fuerzas: la energía de la luz y la electromagnética, es decir, la de los imanes.
Lo primero que haremos es proveemos de dos imanes con carga heliotérmica.

Procedimiento.
• Lo primero que deberá conseguir son dos trozos de imán de forma rectangular, de 4 por 2 centímetros de lado y una altura entre 0,5 y 1 cm.

• Comience este trabajo a la hora del amanecer.

• Ubique ambos imanes sobre una mesa, uno junto a otro separados por 15 centímetros.

• Coloque, apuntando a ellos una lámpara, cuanto más potente mejor, a una distancia no superior de 30 centímetros. Apague cualquier otra luz de esa habitación, y ciérrela durante 24 horas.

• 24 horas después tome los imanes y llévelos a la luz del Sol, dejándolos bajo la misma hasta la hora del crepúsculo.

• Retírelos y vuelva a ponerlos bajo la lámpara en las condiciones descriptas durante 12 horas más.

De este modo, estos imanes quedarán cargados para su uso posterior. Sólo deberá repetir esta tcarga cada 3 a 5 meses, dependiendo del uso que dé a los imanes.

LEER  7 Consejos para conseguir empleo en una entrevista de trabajo

Su propia fuente de luz.
Resultará ideal poder iluminar abundantemente el lugar de trabajo. La energía lumínica favorece la creatividad, la productividad y los logros laborales.
Pero en muchos casos, quizá la mayoría, esto no está al alcance de la decisión de uno.

Entonces, lo que usted puede hacer es ser su propia fuente de energía lumínica. Para ello, debe saber que puede “cargarse” a sí mismo de esta energía y usar los imanes para llevarla a un primer plano cuando la necesite.

Procedimiento.
•Realice esta técnica de manera que termine con la misma justo antes de irse a dormir.
•Llene la bañera, una tina o simplemente la pileta de su baño con agua muy caliente.
•Ubique un espejo mirando hacia el agua, con cierta inclinación hacia la misma. (Otra posibilidad es usar una plancha de algún material blanco, como plástico o telgopor blanco).

•Enfoque una lámpara de mano al espejo, de manera que éste refleje la luz hacia el agua. Manténgala encendida durante seis horas. Luego apague la luz y retire el espejo.

•Entonces, moje ambas manos en ese agua y proceda a masajear vigorosamente su rostro, sienes, nuca y cuello. Moje repetidamente sus manos para que siempre haya buena cantidad de agua lubricando el masaje.

•Luego, sin secarse, siéntese cómodamente, con la espalda bien erguida, y cerrando los ojos apoye un imán en cada sien. Sosténgalos así durante unos minutos, mientras respira acompasadamente y se relaja.

•Retírese a dormir.

A partir del día siguiente, cuando se levante, antes de ir a trabajar tómese cinco minutos para estar sentado sosteniendo los imanes sobre las sienes mientras respira ritmicamente y se concentra en la idea de que la energía se ha acumulado en usted para estar a su disposición cuando la necesite.

LEER  Consejos para entrevistar a un potencial empleado

Acuda a su trabajo con los imanes. Cuando sienta que alguna situación se está presentando en forma negativa, o bien vea que se presenta alguna buena oportunidad, en ambos casos busque la posibilidad de retirarse un par de minutos para aplicar los imanes y “llamar” a su energía para que lo asista en la ocasión.
Puede repetir la técnica completa una vez al mes, o cuando sienta que la necesita.

Organizar la energía positiva del entorno.
A veces, por más trabajo energético que usted haya hecho sobre sí mismo, el entorno puede ser demasiado influyente.
La primera medida a tomar es reorganizar la energía dispersa tanto de usted mismo como de su lugar de trabajo.

Cuando varias personas se interrelacionan en un mismo ámbito y sus respectivas energías están mal enfocadas, esta dispersión energética se potencia. Urge entonces reorganizar aunque se energías propias, para aprovecharlas en beneficio de los objetivos laborales.

Esto por sí solo hará que las otras energías circundantes se acomoden, si no entre sí, al menos con respecto a usted. Y a partir de ello, es probable que su trabajo energético logre hacer positivas las vibraciones ambientales de su lugar de trabajo.

Procedimiento.
• Al notar un exceso de negatividad en el ambiente, antes que nada proceda a llamar a sus propias energías lumínicas mediante los imanes, como ya se explicó.

• Luego regrese a su lugar habitual de trabajo e intente colocar cada imán en cualquier lugar oculto a la vista (un rincón, un cajón, el alféizar de una ventana, etc.), de modo que uno quede en un extremo opuesto al otro.

• Confiando en la carga energética que usted mismo posee y acaba de activar, tome la iniciativa -lo más claramente posible dentro de su ubicación laboral- para resolver las cuestiones que se hayan planteado y estén produciendo ese momento de negatividad. La energía magnética de cada imán será activada por este movimiento de su persona, y comenzará a actuar como reguladora compensando los desequilibrios energéticos del lugar.

Fecha de publicación 2014-08-03 20:05:51.

Actualizado el 21-10-2017 09:49:02
Por Neipol
Categoría: energía, trabajo

2 Comentarios

  • KARIN says:

    necesito algun consejo para protegerme la mala energía que tengo en mi lugar de trabajo , se corta con cuchillo el ambiente y ya mi cuerpo lo esta somatizando ¿ que puedo hacer? siento mucha maldad y envidia y me he puesto muy cascarabia e irasible , me gustaria que me orientaran para estabilizar mis energías y alejar tanta mala onda.

     · 5 mayo, 2011 12:17 pm
  • Ascension says:

    tengo una cafeteria y ultimamente noto malos rollos con el personal hay algo que cuando pasa me hace sentir incomoda, ademas estoy enfermando yo creo que es por todo esto solo pensar que tengo que ir a trabajar me da ansiedad que puedo hacer? gracias

     · 27 julio, 2011 7:30 am

Deja un comentario