Inicio

Métodos equivocados de anticoncepción


• El coito interrupto no es un método anticonceptivo, tampoco evita la transmisión de enfermedades sexuales. Antes de la eyaculación, durante el coito, se eliminan gotitas de semen con gran concentración de espermatozoides, de los mejores y más capacitados. Esta manera de tratar de prevenir el embarazo crea problemas a la pareja y, por separado, al hombre y a la mujer (dificultades serias de erección y eyaculación, congestión pelviana crónica, dolores en las relaciones sexuales y dificultad en el orgasmo).

• Durante la lactancia es importante seguir los consejos del LAM (Método de amenorrea por lactancia). Sólo hay posibilidad de que éste no ocurra durante los primeros seis meses después del parto, siempre y cuando la lactancia sea “a demanda”, “exclusiva” (sin el complemento de mamaderas) y no se haya presentado la menstruación. Existen pastillas anticonceptivas especiales para el período de lactancia.

LEER  El embarazo debilita la vista?

• Los lavados vaginales están proscriptos. Una ducha vaginal causa un daño similar al que surgiría al lavarse la garganta con un cepillo de dientes -algo que no se le ocurriría hacer a nadie-. Como método de control de la natalidad no sirven: poco segundos después de la eyaculación ya hay suficientes espermatozoides almacenados en los pliegues del cuello uterino como para producir varios embarazos.

Fecha de publicación 2008-10-02 22:24:00.

Actualizado el 12-11-2017 20:50:19
Por Neipol

Deja un comentario