Inicio

Cuidados con la higiene íntima en el embarazo


Debido a los grandes cambios que provoca la gravidez, el aparato genital femenino es más susceptible de sufrir infecciones, irritaciones y traumatismos en ese período tan especial.

higiene-embarazoPor eso, es esencial que la embarazada mantenga una higiene íntima adecuada.Ducha diaria. La ducha es preferible al baño, sobre todo al final del embarazo.

Esta debe ser diaria y se utilizará un gel neutro no irritante. Están contraindicadas las irrigaciones vaginales, aunque sólo se realicen con agua. Tampoco deben usarse desodorantes íntimos, que podrían ocasionar desagradables irritaciones.

Tan importante como la ducha es realizar una buena limpieza del aparato genital después de la micción y la defecación. Esta se hará de adelante hacia atrás para evitar que puedan introducirse los gérmenes del ano en la vagina o la uretra y causar una infección. A continuación, conviene enjuagar los genitales con agua. Excepcionalmente se utilizará un jabón neutro.

LEER  Hipertension en el embarazo

Ropas secas.
Secarse bien después de cada lavado, cambiar enseguida la malla húmeda si se practica natación y utilizar ropa interior de algodón ayuda a mantener alejadas las molestas infecciones por hongos. Los cómodos protectores diarios están desaconsejados en esta ocasión: con frecuencia producen alergias y dan falsa sensación de sequedad.

En caso de que la embarazada tenga flujo o, simplemente, la impresión de estar húmeda, sería preferible que cambiara su ropa interior a menudo. En los baños públicos la mujer ha de extremar las medidas higiénicas y evitar utilizar toallas ajenas. En cuanto relaciones sexuales, pueden ser normales durante el embarazo, salvo que exista una infección o la sospecha de ella. En esos casos, se debe consultar de inmediato a un ginecólogo.

LEER  Aumento de peso ideal en el embarazo

Fecha de publicación 2015-07-18 07:47:46.

Actualizado el 09-08-2017 10:00:26
Por Neipol
Categoría: Embarazo

Deja un comentario